Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Valls plantará al Rey si viene a los Juegos Mediterráneos

Alejandro Fernández (diputado del PP) teme un boicot «del separatismo» al evento de junio 

Octavi Saumell

Whatsapp
El alcalde Albert Batet, a la derecha de la imagen. FOTO: DT

El alcalde Albert Batet, a la derecha de la imagen. FOTO: DT

El Ayuntamiento de Valls no asistirá a la ceremonia de inauguración de los Juegos Mediterráneos si el acto es presidido por el Rey Felipe VI.

Según fuentes consultadas por este periódico, la Casa Real tendría en su agenda que el jefe del Estado venga a Tarragona el próximo 22 de junio para estar presente en el Nou Estadi en el acto que dará el pistoletazo de salida al evento deportivo, que se alargará hasta el 1 de julio.

Esta circunstancia no sería bien vista por parte del ejecutivo de la capital del Alt Camp –formado por los grupos municipales del PDeCat y ERC–, que ya ha decidido «plantar» al monarca, según ha podido contrastar el Diari de fuentes del propio Ayuntamiento.  

Entre los motivos que llevan a la administración municipal vallense a tomar esta decisión estaría el discurso que Felipe VI pronunció el pasado 3 de octubre (dos días después del referéndum del 1 de octubre) en el que los dirigentes vallenses denuncian que «avaló la represión contra la ciudadanía por parte de los cuerpos de seguridad estatales». 

Asimismo, las fuentes consultadas por el Diari resaltan que «no podemos compartir un acto con una persona que es la institución peor valorada por parte de los catalanes, según indica el último CEO». 

Batet, alto cargo de JxCat

Por otra parte, tampoco puede olvidarse que el alcalde de Valls, Albert Batet, es uno de los principales responsables del grupo parlamentario de Junts per Catalunya en el Parlament de Catalunya, ejerciendo como portavoz adjunto de la candidatura liderada por el 130º President de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Batet es una persona de la máxima confianza para el President cesado el pasado 27 de octubre, a raíz de la entrada en vigor del artículo 155 de la Constitución Española, que posteriormente dejó Catalunya para irse primero a Bélgica y estar ahora en Alemania tras ser acusado de un presunto delito de rebelión por parte de la Fiscalía y del Tribunal Supremo. 

Pese a la amenaza de no acudir a los actos en los que esté presente el Rey Felipe VI, lo cierto es que Valls no se ha planteado dejar el proyecto de los Juegos. De hecho, la capital del Alt Camp es una de las 16 sedes que tendrán los Juegos. En este sentido, en el pabellón Joana Ballart se llevará a cabo la competición de tenis de mesa. 

Las intenciones de Valls no cuentan, de momento, con el apoyo de ningún otro consistorio. Desde Reus se afirma que «se trata de una cuestión que no estará sobre la mesa hasta que los Juegos Mediterráneos no nos inviten a los actos». Asimismo, otra de las sedes, Altafulla, no se plantea realizar ninguna plantada, según confirmó su alcalde, Félix Alonso, al Diari. 

El PP presagia «lo peor»

Las intenciones del Ayuntamiento de Valls se conocen un día después de que el portavoz del grupo parlamentario del PP y exprimer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Tarragona, Alejandro Fernández, publicara un mensaje en la red social Facebook en la que hacía público su temor a un boicot de las fuerzas independentistas al evento deportivo».

«Los Juegos Mediterráneos de Tarragona medirán el odio o no del separatismo a la ciudad. Pueden optar por desprestigiar a la ciudad con su impresentable boicot o aparcar diez días la política y ayudar a ofrecer nuestra mejor imagen. Me temo lo peor...», escribió el pasado jueves el exalcaldable de los populares. 

Temas

Comentarios

Lea También