Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento destina 210.000 euros para complementar las ayudas

Whatsapp

Desde el inicio del nuevo curso escolar, el Ayuntamiento ha otorgado ayudas para 208 niños dentro del programa Dinem a l’escola. Actualmente, el Consell Comarcal ha dado respuesta a muchas familias solicitantes con una beca que cubre la totalidad del menú.

Esta situación, que mejora mucho la problemática presentada por las familias con necesidades, respecto de las comidas de sus hijos, no acaba de resolver el problema, ya que hay otro gran número de alumnos cuya subvención sólo cubre la mitad del menú o no han entrado dentro de la línea de subvenciones por diferentes motivos.

Por este motivo, el Ayuntamiento mantiene activo el proyecto «Dinem a l’escola», que ya se ha llevado a cabo, anteriormente, durante dos cursos escolares, y que da cobertura a los niños de las familias con necesidades y que no pueden, debido a la crisis, dejar a sus hijos en el comedor escolar.

Este año, de las 208 becas municipales, el 85% sirven para completar la beca del Consell Comarcal y el resto son ayudas a niños que no tenían espaldarazo autonómico.

El concejal de Serveis a la Persona, Javier Villamayor, explica que «después de años de recursos escasos, el Consell Comarcal y la Generalitat han adecuado la partida destinada a las becas de comedor. Sin embargo, no bajamos la guardia y seguimos trabajando para mejorar la situación de las familias en riesgo»

«Dinem a l’escola» habrá destinado hasta finales de 2014 unos 210.000 euros, con un esfuerzo suplementario de alrededor de 90.000 sobre el presupuesto inicial. Sumando los 208 de este curso y los del curso pasado, el Consistorio habrá ayudado a 764 niños de la ciudad para que puedan disfrutar al menos de una comida diaria.

Aparte, durante el verano pasado, ha sido un elemento clave el trabajo en red y la coordinación entre diferentes entidades de la ciudad: IMET, Creu Roja, Fundació Pere Tarrés, Fundació Santa Maria de Siurana, La Caixa, los comedores sociales y otros organismos, para hacer posible que hasta 276 niños y niñas de Tarragona han podido disfrutar de una comida diaria entre los meses de julio y agosto.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También