Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento pondrá 1,2 millones para la Cooperativa de La Canonja

Los depósitos de la sección de crédito suman 2,9 millones y la junta prevé poder retornar el 80% de estos un par de meses

Núria Riu

Whatsapp
La primera reunión con la sección de crédito de la cooperativa, anoche en la escuela. Foto: Alfredo González

La primera reunión con la sección de crédito de la cooperativa, anoche en la escuela. Foto: Alfredo González

El corralito sigue entre los clientes de la sección de crédito de la Cooperativa de La Canonja. En las próximas semanas podrán seguir retirándose pequeñas cantidades, pero no grandes sumas. Para que esto segundo pase deberá aprobarse el plan que ayer propuso el consejo rector de esta entidad delante de una reunión con centenares de afectados. Éste pasa por la venta de patrimonio y el Ayuntamiento estaría predispuesto a poner hasta 1.250.000 euros si los socios dan el visto bueno a la operación.

Durante la reunión, la gestora reconoció que la cooperativa llevaba años con pérdidas.Sin embargo, el remanente que quedaba había permitido seguir adelante. Ha sido en los últimos meses, cuando empezó a hablarse de la disolución de la sección de crédito, cuando los clientes habrían empezado a retirar dinero y se produjo este problema de liquidez.

A día de hoy, la liquidez de la sección de crédito es de 243.473 euros. Esto hace que los ahorradores no puedan acceder a los 2.924.837 euros que tienen en depósitos. Sin embargo, el patrimonio de la cooperativa es de 3.247.784. Por lo que el reto pasa transformar esta suma en dinero.

El Ayuntamiento se ha mostrado dispuesto a salir en su ayuda. Esto pasa porque se quede con los dos inmuebles de la cooperativa valorados en un millón de euros, el que queda junto a la carretera, y en 250.000 euros, el que hay la sección la crédito. Pese a ello, la operación no es tan sencilla. Sobre el primero de los edificios hay una plusvalía, por lo que, para que el Consistorio pueda quedarse este edificio primero hay que levantar una carga de unos 751.000 euros, de forma que más de la mitad de la aportación municipal sería para pasar cuentas con Hacienda.

Junto con el Ayuntamiento de La Canonja, Unió Corporació Alimentària también saldría al rescate y se quedaría con la maquinaria, por la que pagaría otros 250.000.

Con todo, el consejo rector prevé que «antes de dos meses» los clientes de la sección de crédito podrán recuperar el 80% de su dinero. El presidente de la Cooperativa, Josep Maria Veciana, se mostró confiado en que «antes de fin de año» pueda recuperarse otro 10%, mientras que para el 10% restante estimó un plazo de entre «cuatro y cinco años». La recuperación de este 10% restante es lo que genera más incertidumbre, ya que la cooperativa confía en la venta de la producción de aceitunas de los próximos años para obtener el dinero. Los afectados que ayer hablaron mostraron sus dudas en seguir confiando en esta entidad para seguir vendiendo su producción, y además la sección agraria tiene un préstamo con la sección de crédito por valor de 1,4 millones.

Por otro lado, si el Ayuntamiento se queda con los inmuebles no tiene la intención de mantener su actividad, por lo que la entidad se diluirá. Y es que el propio consistorio tiene alrededor de medio millón de euros atrapados en la entidad.

Con todo, el presidente informó que el martes convocará a los socios en asamblea para dentro de quince días para que voten si finalmente deciden tirar adelante con esta propuesta. Y es que, a los clientes no les quedan muchas alternativas. Según explicó Àngel Xifre, director de los Serveis Territorials d’Agricultura en Tarragona, «la sección de crédito de la cooperativa de La Canonja no cumple las condiciones para acceder al fondo de garantías para las secciones de crédito, por ello estábamos en fase de liquidación, y ahora no le queda más remedio que vender su patrimonio».

Por su parte, el alcalde, Roc Muñoz, quiso dejar claro delante de los socios que «si el Ayuntamiento hace esto no es por tener los locales sino para ayudar a las personas, pero vamos a intervenir el dinero. Nosotros pondremos un interventor en todo momento».

Por parte de la plataforma de afectados, solicitó la creación de una gestora con los agricultores e impositores y que el consejo rector actual se aparte de la dirección.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También