Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Equipamientos

El Ayuntamiento sustituirá «en breve» la carpa del Camp de Mart para abrir en verano

El alcalde Ricomà prevé una inversión de más de 86.000 euros para poner a punto el auditorio. Su objetivo es recuperar el recinto para celebrar el Festival d’Estiu

CARLA POMEROL

Whatsapp
Así se encuentra actualmente el auditorio del Camp de Mart. FOTO: PERE FERRÉ

Así se encuentra actualmente el auditorio del Camp de Mart. FOTO: PERE FERRÉ

La carpa que recubre el auditorio del Camp de Mart será sustituida en los próximos meses. El alcalde de la ciudad, Pau Ricomà, tiene claro que el equipamiento estará listo este verano para celebrar el Festival d’Estiu. Las cuentas del nuevo gobierno municipal contemplan una inversión de 86.300 euros para adecuar el recinto. El proyecto redactado no solo prevé una nueva membrana, sinó que también habla de reparar la pasarela de hormigón que da acceso al escenario y las principales patologías estructurales de las instalaciones, como pueden ser los camerinos y los lavabos. Además, fuentes municipales aseguran que también se llevarán a cabo medidas de protección contra robos, teniendo en cuenta que el recinto se encuentra prácticamente al aire libre.

El objetivo es claro: recuperar el Festival d’Estiu «en condiciones óptimas». El alcalde Ricomà, en unas declaraciones al Diari hace unas semanas, aseguraba que «lo abriremos. Para nosotros es muy importante. Invertiremos y el próximo verano habrá temporada», y añadía que «es un equipamiento importantísimo. Muchas ciudades pagarían lo que fuera para tener una instalación así».

La sustitución de la membrana del auditorio es lo que más sube del proyecto, un total de 29.040 euros. Le sigue los accesos al patio de butacas, que asciende a 16.335 euros. Cabe recordar que una de las principales deficiencias del equipamiento era la falta de accesibilidad para personas con movilidad reducida. La pasarela de hormigón que da acceso al escenario y que, actualmente, está en muy mal estado costará poco más de 13.000 euros, lo mismo que la reparación de la estructura.

El Ayuntamiento tiene previsto que en verano todo estos trabajos estén listos, pero asegura que, en caso de que no sea así, «se hará lo imprescindible para que pueda abrirse en condiciones».

Carpa caducada

Lo más importante para el Consistorio es cambiar la carpa. El auditorio fue construido hace casi 50 años. La cubierta téxtil fue instalada posteriormente, en el año 1993. En ese momento, fue considerada la más grande de toda Europa. Los últimos informes que el anterior equipo de gobierno había encargado confirmaban que, aunque la estructura se conservaba bastante bien, la membrana téxtil no. Las inclemencias climatológicas y el paso del tiempo hacían necesaria su reposición. Y es que, según el informe, la carpa tenía una vida útil de unos 25 años. Ha superado el límite.

Ahora, el gobierno de Ricomà ve como una prioridad solucionar esta problemática. Se trata de un espacio único, donde celebrar conciertos al lado de la Muralla Romana.

Festival d’Estiu

El auditorio dejó de funcionar en agosto del 2017, cuando el que entonces era concejal de Cultura, Josep Maria Prats –Units per Avançar–, decidió cerrar provisionalmente el equipamiento a la espera de informes que determinaran la situación de la carpa. Después de los hechos del 1 de octubre, Prats dimitió y Begoña Floria –PSC–volvió a estar al mando de la cartera. Fue entonces cuando la concejal socialista anunció la reapertura del auditorio del Camp de Mart y volvío a programar conciertos durante el verano. La idea de Floria era ir reformando las instalaciones por fases, sin necesidad de cerrarlo al público.

Finalmente, el año pasado tampoco se celebró el Festival d’Estiu debido a «los gastos sobrevenidos» –así lo decía el antiguo equipo de gobierno liderado por Ballesteros–, ocasionados por el desprendimiento de una parte del techo del Teatre Tarragona.

A principios de verano de 2018, el gobierno socialista anunciaba la reforma integral del auditorio, valorado en 600.000 euros, con un presupuesto plurianual de tres años. El antiguo Consistorio también daba prioridad a la carpa y prometió que sería una realidad durante el 2019. Pero todo quedó en nada.

Ahora, el nuevo Ayuntamiento quiere poner en marcha este proyecto que todavía está pendiente de licitarse.

Temas

Comentarios

Lea También