Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Catllar: límite 12 horas para retirar una pancarta

En Creixell también se está cursando denuncia y en Torredembarra, la pancarta estaría dañando la fachada del Castell

Diari de Tarragona

Whatsapp
El Catllar: límite 12 horas para retirar una pancarta

El Catllar: límite 12 horas para retirar una pancarta

La Junta Electoral de zona de Tarragona ha dado 12 horas al Ayuntamiento del Catllar (Tarragonès) para que retire de la fachada del consistorio una pancarta que incluye la frase ‘Libertad presas y presos políticos’ y un lazo amarillo imprimido.

Según han explicado fuentes de la Junta, la resolución se deriva de una denuncia ciudadana con motivo de las elecciones del 28 de abril.

La cuenta atrás de las 12 horas empezará cuando el consistorio reciba la notificación, un hecho que hasta la una de la tarde no se había producido, según fuentes municipales.

El alcalde del municipio es Joan Morlà, de la formación independiente Units pel Catllar (Unicat) y designado cabeza de lista de ERC a las municipales del 26 de mayo.

Por otro lado, la Junta Electoral de zona de El Vendrell ha recibido una queja por la presencia de un lazo amarillo a la fachada del Ayuntamiento de Creixell (Tarragonès). El órgano ha pedido a la Policía Local que confirme la existencia de este elemento antes de tomar una decisión al respeto. El alcalde de Creixell es Jordi Llopart, del PDeCAT.

De momento, las Juntas Electorales de Reus, Valls y Tortosa no han dictado ninguna resolución similar, según han confirmado fuentes de estos órganos.

La pancarta y la protección del patrimonio

En Torredembarra también se han sumado a la colocación de pancartas en favor de los políticos presos y que en estos momentos se están juzgando en el Tribunal Supremo.

Más allá de las ideologías y de si debe o no presidir el Castell, lo cierto es que la pancarta está colocada en una parte del edificio que está protegida por ley, puesto que es un monumento declarado Bién de Interés Nacional y cualquier añadido que se haga puede dañar la protección del mismo.

De momento, la pancarta ondea debajo de las ventanas de la Alcaldía (Eduard Rovira de ERC es el máximo representante político torrense) a la espera de que alguien ordene su retirada o se decida reubicarla para evitar un deterioro del Castell.

La pancarta está sujeta a una pieza metálica clavada en la zona noble de la fachada.

Temas

Comentarios