Más de Tarragona

El Col·legi d’Arquitectes pide que «se preserve el patrimonio de Tarragona»

La Diputació pasa página de la modificación urbanística solicitada en 2019 al Ayuntamiento y asegura que, junto al Consistorio y la Generalitat, priorizará «la titularidad pública y el bien común»

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de archivo del interior del preventorio de la Savinosa, cerrado desde hace 48 años. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo del interior del preventorio de la Savinosa, cerrado desde hace 48 años. FOTO: PERE FERRÉ

El Col·legi d’Arquitectes de Catalunya mostró ayer su disconformidad con la declaración de intenciones hecha pública por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Tarragona (ERC-Comuns) sobre descartar el hotel y abrir la puerta a una futura desaparición de los inmuebles aún existentes del antiguo preventorio. Así lo aseguró ayer al Diari el presidente de la entidad colegial, Joan Tous, quien evidenció que «es necesario preservar el patrimonio arquitectónico de la ciudad y revalorizarlo a través de intervenciones que compatibilicen sus valores iniciales con las nuevas funciones, prestaciones y exigencias derivadas de la oportunidad de dotarlos de nuevos usos».

Desde finales de 2013 hasta mediados de 2017, el Col·legi d’Arquitectes colaboró con la Diputació y el Ayuntamiento de Tarragona para fijar una hoja de ruta apara lograr que, a medio plazo, la finca de 80.000 metros cuadrados del litoral tarraconense pueda volver a tener algún tipo de utilidad a corto-medio plazo. Ya en 2016 se convocó un concurso de ideas en el que se presentaron un total de 25 propuestas, y que finalizó con la adjudicación –en 2017– al gabinete de arquitectos Fuses-Viader, Mansilla y Perea del encargo para que definiera una propuesta «definitiva y concreta» para pedir una modificación del POUM al Consistorio.

Ahora, Tous recuerda que el proyecto que avaló el pleno de la Diputació en febrero de 2019 «fue el resultado de un concurso público ejemplar, en el que se presentaron propuestas de algunos de los mejores equipos de arquitectos del país». En este sentido, el presidente del Col·legi enfatizó que «las cinco propuestas finalistas preservaban y ponían en valor el conjunto edificado, dotándolo de valor», y añadió que «la propuesta ganadora contemplaba el mantenimiento del conjunto edificado y de sus espacios vacíos, a los que se añadía, de una manera flexible, una nueva volumetría que posibilitaba una multiplicidad de nuevos usos potenciales».

Cambio de escenario

Ayer, tras la rueda de prensa del ejecutivo de la Plaça de la Font, fuentes de Presidència de la Diputació afirmaron a este periódico que, ahora, la voluntad de la corporación provincial es la de «trabajar conjuntamente con el Ayuntamiento y la Generalitat» para definir la nueva hoja de ruta. «Estamos trabajando en el mientras tanto, pero lo que tenemos clarísimo es que es que la titularidad debe ser público y priorizar el bien común», se afirma desde el Passeig de Sant Antoni, a la vez que no se descarta «hacer algún tipo de actuación» antes de concretar el proyecto a largo plazo. Asimismo, tras la reciente anulación del POUM aprobado en 2013 por parte del Tribunal Supremo, desde el gobierno de la Diputació se tiene claro que «no tiene sentido mantener la petición para realizar una modificación de un plan que ya no está en vigor».

Por su parte, el vicepresidente primero de la Diputació, Quim Nin (Junts) fue más ambiguo, y afirmó que «buscaremos el consenso y las opciones viables para la finca», en el marco de la comisión creada, «y que debe reunirse antes de final de año».

Temas

Comentarios

Lea También