Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Consistorio de TGN renovará el sábado el 66% de su pleno municipal

Pasado mañana se constituyen los ayuntamientos. En el caso de Tarragona ciudad, sólo seguirán nueve de los 27 ediles y entrarán tres nuevas formaciones en el Saló de Plens
Whatsapp
Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

El pleno del Ayuntamiento de Tarragona renovará pasado mañana al 66% de sus 27 integrantes. Así lo determinaron las elecciones municipales del pasado 24 de mayo, que establecieron que, a partir de este sábado, el Saló de Plens pase de estar formado por cuatro partidos a contar con siete.

Antes de la constitución de las administraciones locales de este fin de semana, ayer se llevaron a cabo los plenos de despedida. La emotividad, los agradecimientos y el buen ambiente fueron las tónicas predominantes de una sesión que, en Tarragona, se alargó por espacio de 90 minutos y en la que hablaron 15 de los 18 ediles que mañana dejarán su acta de concejal.

‘Ha sido un honor’

Entre los ediles que se irán, sólo el nacionalista Òscar Busquets y el popular José Luis Martín declinaron ayer expresar públicamente sus sentimientos en el último día, mientras que Pilar Juárez (PP) no estuvo presente. Mariano Herráiz (PP) se soltó casi por primera vez en el día del adiós, asegurando que «entré sin quererlo y también me voy igual», un hecho que provocó las carcajadas de los asistentes.

Del mismo partido, Josep Acero también se mostró próximo al resto de ediles, e incluso dejó que el alcalde le llamara Jou, «que es como me denominan mis amigos», expresó.

La tercera edil del Partido Popular que se va es Judith Heras, edil desde 2007. «Seguro que durante todo este tiempo me he equivocado muchas veces, pero no ha sido intencionadamente. Pido disculpas a las personas afectadas», remarcó.

Por lo que se refiere a CiU, Robert Vendrell afirmó que «no esperen estridencias en mi discurso» en referencia a la crisis interna vivida por la federación nacionalista por el cambio de alcaldable, mientras que su compañero Xavier Quintana guiñó el ojo al PSC, destacando «el consenso y el talante del alcalde para llegar a acuerdos». Asimismo, el edil nacionalita animó a los ediles a «trabajar a fondo por el 2017, ya que es el gran evento que pondrá a Tarragona a los ojos del mundo».

Frederic Adan, del sector oficialista de CDC, aseguró que «ha sido un honor formar parte de este pleno», mientras que Albert Vallvé –que quiso cantar una jota con Begoña Floria– valoró como de «muy positiva la aparición de terrazas en las calles», si bien criticó la «presencia de animales en la Plaça del Rectorat», así como las indicaciones en la Part Alta. Las intervenciones nacionalistas finalizaron con Victòria Forns, quien destacó la «extraordinaria relación» que ha mantenido con las portavoces Arga Sentís (ICV) y Begoña Floria (PSC) y remarcó que «en este pleno he conocido a grandes personas».

Antón: ‘Pequeñas proezas’

Entre los ediles del gobierno que se van, el caso de Patricia Antón fue el más inesperado, ya que era la ‘10’ de la lista del PSC. Ayer, la representante socialista elogió el trabajo de sus compañeros en las áreas de Comerç i Turisme, ya que «entre todos hemos logrado hacer realidad pequeñas proezas».

Por su parte, el aún edil de Relacions Ciutadanes, Francisco Zapater, se mostró «orgulloso de haber formado parte de la gobernanza de la ciudad» que, a su juicio «ha estado llena de cohesión y paz social». Victòria Pelegrín, que estaba presente en el Saló de Plens desde 2007, declaró que se lleva un «bagaje muy enriquecedor», después de haber sido concejal de Serveis Socials y Llicències. En la misma línea se expresó Xavier Tarrés, quien tuvo un recuerdo para el fallecido Josep Lluís Navarro y manifestó que «todo fluye pero nada es permanente».

La edil que más se emocionó fue Carme Crespo, natal de Les Garrigues pero tarraconense de adopción, quien recordó cuando Ballesteros ganó las primeras elecciones en 2007 «y lo pudimos celebrar con Josep Maria Recasens». Finalmente, quien habló más en clave de futuro fue Carlos Castillo, quien remarcó que «no es un adiós, sino un hasta luego» y aseguró que «el PSC necesita cambios importantes para volver a ser la referencia contra las desigualdades sociales».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También