Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Consistorio de Tarragona rebaja su deuda pero sigue por encima del límite legal

La administración municipal ha pasado de tener una mochila pendiente de pago de 185 millones a los 156 de la actualidad
Whatsapp
Imagen del pleno que se celebró ayer y que sirvió para aprobar la liquidación del presupuesto municipal correspondiente a 2014. Foto: Lluís Milián

Imagen del pleno que se celebró ayer y que sirvió para aprobar la liquidación del presupuesto municipal correspondiente a 2014. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona ha rebajado de manera importante su deuda, pero ésta sigue por encima del límite legal. Es la principal conclusión que se extrae del análisis de la liquidación del presupuesto municipal que ayer por la mañana pasó por la sesión ordinaria del pleno de la Plaça de la Font.

En el informe, elaborado por los altos funcionarios de la administración municipal, se deja constancia de que en estos momentos la mochila pendiente de pago que tiene el Consistorio es de 156,9 millones de euros, una cifra que es elevada pero que cabe señalar que es notablemente inferior a los 185 que tenía la corporación local en el año 2012. Esto significa que, en tres ejercicios, el Ayuntamiento de Tarragona ha rebajado su deuda en un 15%.

Asimismo, cabe remarcar que, desde 2010, el Consistorio habrá pagado el próximo 31 de diciembre un total de 114 millones de euros a los bancos, un hecho que ha permitido bajar la deuda de la corporación de la Plaça de la Font hasta situarla en cifras similares a las de 2007. En gran parte, la mochila se ha reducido por el estricto cumplimiento del plan de ajuste económico que el Ayuntamiento tiene en marcha desde el año 2012.

Ratio del 146%

En el documento de liquidación de las cuentas municipales aprobado ayer se especifica que, a día de hoy, el Consistorio está amortizando un total de 32 créditos bancarios, cuyo periodo de vencimiento oscila entre los años 2016 y 2032. Asimismo, el trabajo técnico indica que el Consistorio deberá devolver hasta el año 2021 participaciones cobradas de más de los tributos del Estado español, cuyo importe global asciende hasta los 8,7 millones de euros.

El informe firmado por el Interventor Municipal remarca también que si se tiene en cuenta la deuda de los organismos municipales dependientes del Consistorio, la deuda llega hasta los 237 millones de euros. Esta cifra significa que el Ayuntamiento tiene un índice de dinero pendiente de pagar superior al límite legal, que está en el 110% de los ingresos corrientes, mientras que el Consistorio está en estos momentos en el 146%, ya que arrastra una deuda de 237 millones (218 a largo plazo) cuando en 2013 ingresó un total de 162 millones.

En el documento se especifica que las empresas municipales suponen una deuda adicional de unos 62 millones de euros. De estos, cabe señalar los 17 que aún están pendientes de pago de la empresa Aparcaments Municipals por el desastre de la construcción del párking de Jaume I de la Part Alta. También destacan los 6,8 millones de Smhausa por la construcción de la Escola Oficial d’Idiomes (EOI) o los 25 de Espimsa por la reforma del Mercat Central.

A juicio del concejal de Hisenda, Pau Pérez (PSC), la situación en la que se encuentran las arcas municipales «va mejorando poco a poco», ya que «el cumplimiento que estamos realizando del plan de ajuste nos permite estar mejor que muchos otros consistorios». Asimismo, por lo que se refiere al hecho de estar sobre el límite legal, Pérez remarcó que «nuestro planteamiento es que a mediados del próximo mandato ya estemos por debajo del 110%, y situarnos en el 103% en cinco años», recalcó.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También