Más de Tarragona

El ‘Escape room’ de Tarragona que conciencia sobre emergencias químicas

Pensado para alumnos de 11 a 15 años, el grupo de jugadores tiene que afrontar una serie de retos para protegerse

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Uno de los restos del juego al que se tienen que enfrentar los participantes. FOTO: DT

Uno de los restos del juego al que se tienen que enfrentar los participantes. FOTO: DT

¿Qué hacer ante una emergencia química, cuando suenan las sirenas del Plaseqta? Es una de las cuestiones que más críticas recibían por parte de la ciudadanía del Camp de Tarragona, que se quejaban de que el mensaje sobre cómo actuar no había calado y había un desconocimiento general. La Direcció General de Protecció Civil de la Generalitat intenta reconducir la situación con los más jóvenes con un escape room donde el jugador tiene que afrontar una serie de preguntas para poder salir de la situación que se le presenta. Por ahora, la iniciativa ya se ha presentado a los profesores de dos institutos y se prevé que durante el mes de junio alumnos de los centros de Primaria y Secundaria del Camp de Tarragona puedan jugar y concienciarse con él.

Fuentes de Protecció Civil de la Generalitat reconocen al Diari que uno de los compromisos del Plaseqta es la sensibilización, de como llegar a la población. Un problema que se arrastra desde hace años y que se vio agravado con la explosión de la planta de Iqoxe. Para ello, y por primera vez, dicha dirección general ha creado un proyecto de sensibilización digital a través de un scape room. El objetivo es tener «una herramienta de juego colaborativo, pero que a la vez sirva de aprendizaje». El entretenimiento está pensado y diseñado para segundo ciclo de Primaria y primero de Secundaria, aproximadamente entre los 11 y los 15 años.

Adios al ‘power point’ clásico

Con este juego se pretende hacer un cambio en la forma de hacer llegar el mensaje a la población en general y particularmente a los más jovenes. Hasta ahora, los técnicos acudían a las escuelas con un power point. Los alumnos lo veían y escuchaban las explicaciones, lo que resultaba muchas veces aburrido y poco ameno. Ahora se tiene una herramienta mucho más interactiva para hacer llegar el mensaje a los jóvenes, que provoca que estos sean mucho más activos.

El juego consiste en seis pruebas consecutivas. En cada una se tiene que resolver un enigma a partir de la resolución de cuestiones concretas. Los participantes tienen que ir pasando una serie de pantallas y, además de protegerse ellos de una emergencia química, tienen que salvar la escuela, la población, etc. No se juega individualmente sino en grupos de como mínimo tres jóvenes. Cada uno –que se denomina de élite– tiene que proteger a los habitantes ante una emergencia química. Los participantes tienen que conversar entre ellos porque cada uno tiene una información parcial de la situación, por lo que la tienen que compartir para llegar a un entendimiento y una solución.

Una de las pruebas complejas consiste en que el grupo está en una habitación y se produce la emergencia. ¿Qué hacer? ¿Coger provisiones, cerrar el grifo, gritar, etc?

La iniciativa, que se ha llevado a cabo coordinadamente con el Departament d’Educació de la Generalitat, se presentó la semana pasada a los profesores de los institutos Collblanc de La Canonja y Pont del Diable de Sant Salvador. El próximo mes de junio se pretende que los alumnos a los que va dirigido el escape room –y que cursan estudios en centros educativos del Camp de Tarragona que están dentro del radio de actuación del Plaseqta– puedan participar y aprender con este juego. Durante los primeros momentos, personal de Protecció Civil estará presente en las escuelas e institutos para orientar a los jóvenes.

A todo Catalunya

Y a partir del próximo curso la iniciativa se extenderá al resto de Catalunya. La experiencia en el Camp de Tarragona será pionera y servirá analizar y evaluar el juego para, en caso necesario, realizar correcciones y mejoras de cara el futuro. El juego también se facilitará a las entidades que trabajan con personas jóvenes y ayuntamientos, a los que se entregará también una guía sobre cómo usar el elemento.

«Nos interesa llegar a los jóvenes porque es una vía de entrada del aprendizaje en los domicilios y las familias», señalan desde Protecció Civil, que destacan que se trata de un «elemento innovador», el primero que confeccionan de este tipo.

Temas

Comentarios

Lea También