Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Estado debe 30 millones a Tarragona entre Juegos, Mercat y estación

Adif ha iniciado las obras de mejora de accesibilidad, pero faltarán 9 millones para rehabilitar los andenes

Octavi Saumell

Whatsapp
En 2011 el Gobierno se comprometió a pagar ´hasta ocho millones por el Mercat´, eso sí, ´dependiendo de la disponibilidad económica´. Foto: lluís milián

En 2011 el Gobierno se comprometió a pagar ´hasta ocho millones por el Mercat´, eso sí, ´dependiendo de la disponibilidad económica´. Foto: lluís milián

El compromiso, de momento, vacío en concreción económica del Gobierno Central con los Juegos del Mediterráneo de Tarragona no es, ni de lejos, el único proyecto por el que el Ayuntamiento sigue esperando la financiación prometida desde hace años por parte del Estado. De hecho, el Consistorio tarraconense exige a la Administración General del Estado el pago de unos 30 millones de euros, que se traducen en los 13 que faltan para los Juegos–ahora de 2018–, los siete previstos para cubrir el presupuesto del Mercat Central y los nueve de la segunda parte de la segunda fase de las mejoras de la estación de trenes de la ciudad. Se da la circunstancia de que en varias de estas obras la corporación local llegó a firmar algún protocolo o documento con los representantes del ejecutivo de Madrid, o bien el organismo dependiente del Estado publicó alguna nota de prensa sobre el acuerdo.

El último caso es el de los Juegos Mediterráneos, un evento que debía llevarse a cabo entre el 30 de junio y el 9 de julio de 2017, pero que finalmente se aplazan un año por la falta de garantías económicas, en gran parte por la escasa implicación del Gobierno Central. En este sentido, la organización de los Juegos exige al ejecutivo liderado por Mariano Rajoy la aportación de 9,8 millones de euros para cubrir el presupuesto operativo del evento, así como los tres para la construcción de la piscina olímpica. El último capítulo fue el del pasado jueves, cuando el alcalde Josep Fèlix Ballesteros no logró arrancar ningún compromiso por escrito por parte del ministro Íñigo Méndez de Vigo (PP) para que el Estado pague el dinero que tiene comprometido. Pese a ello, la portavoz del equipo de gobierno municipal, Begoña Floria (PSC), se muestra «convencida» de que finalmente «llegará todo el dinero previsto» para asegurar la viabilidad de la celebración.

Sólo el 12,5% en el Mercat

Otro de los déficits históricos que Madrid mantiene con Tarragona es la reforma del Mercat Central, una obra que se inició hace casi seis años y que se espera que pueda ser una realidad en pocos meses. El 22 de marzo de 2011, la entonces secretaria de Estado de la Vivienda, Beatriz Corredor (PSOE), firmó con el Consistorio un protocolo mediante el cual se indicaba por escrito que la implicación del Ejecutivo de Madrid en las obras de rehabilitación del histórico edificio sería de ocho millones de euros. La número ‘2’ del Ministerio fue la encargada de colocar ese día la primera piedra de las actuaciones, valoradas en 47 millones de euros.

El texto, sin embargo, no era vinculante, ya que indicaba que la aportación del Gobierno Central «podría llegar hasta los ocho millones de euros», a la vez que matizaba que «dependerá de la disponibilidad presupuestaria». Se da la circunstancia de que desde entonces el Consistorio sólo ha recibido el 12,5% del dinero esperado: uno de los ocho millones previstos.

De hecho, a finales de 2014 el Consistorio intentó que el Estado pagara su deuda con el mercado mediante la convocatoria de las subvenciones por el 1% Cultural. Sin embargo, la obra no cumplía los requisitos, por lo que fue descartada porque en el momento de cursar la petición su rehabilitación ya estaba en curso y, además, el inmueble no contaba con la catalogación suficiente, ya que es un Bé Cultural d’Interès Local y no cuenta con rango estatal. Sobre ello, Floria asegura que «no dejaremos de reivindicar la aportación estatal».

La estación, poco a poco

El tercer gran agravio es la mejora de la estación de trenes. Esta actuación, centrada en gran parte en la accesibilidad, está valorada en 16 millones de euros, de los cuales sólo se han ejecutado o previsto 6,8. La primera fase se llevó a cabo en el año 2011 y supuso una inversión de 1,3 millones que sirvieron para reformar y ampliar el vestíbulo, las dependencias anexas –como la zona de información y venta de billetes– y aumentar la superficie destinada a los viajeros.

La segunda fase era la más ambiciosa y contaba con un presupuesto de 15 millones de euros. Debido a su elevado coste, Adif y Ayuntamiento acordaron dividir las actuaciones en dos partes. Recientemente se iniciaron las actuaciones de la primera parte, valoradas en 5,5 millones para la instalación de ascensores y escaleras mecánicas y la ampliación de los andenes principales –los más cercanos al edificio de la estación–. «En este tema estamos satisfechos, ya que las obras se están ejecutando. Claro que nos gustaría que se hubieran hecho antes, pero se han dado pasos,» afirma la edil socialista.

La última fase, que debería tener un presupuesto de diez millones de euros pero que aún no tiene ni fecha, se centrará en la adecuación y accesibilidad del tercer andén y del resto de vías que ahora no se remodelan.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También