Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Fórum de la Colònia se convertirá en un parque público de libre acceso

El Ayuntamiento quiere convertirlo en zona de paseo para aprovechar un espacio que ahora apenas recibe visitantes
Whatsapp
La calle Cervantes perdería aparcamiento y en su lugar habrá una zona de ocio. Foto: Lluís Milián

La calle Cervantes perdería aparcamiento y en su lugar habrá una zona de ocio. Foto: Lluís Milián

 

El Ayuntamiento tiene previsto abrir el Fòrum de la Colònia a la ciudadanía y convertirlo en algo así como «una zona verde de la ciudad» –dicen fuentes municipales–. En la actualidad, hay que pagar entrada para acceder al recinto arqueológico, pero la realidad es que apenas recibe visitas, de modo que los ingresos que genera por venta de entradas son mínimos y la sensación en el consistorio es que se está desaprovechando un espacio valioso en pleno centro de la ciudad.
Por eso el equipo de Josep Fèlix Ballesteros tiene la intención de convertirlo en una zona de parque público de libre acceso tanto para la ciudadanía como para los turistas. Sería algo así como un «pulmón verde donde la gente pudiera pasear, sentarse en un banco a leer, relajarse... y donde los turistas pudieran acceder también libremente a visitar los importantes restos arqueológicos que allí se conservan», indican las mismas fuentes municipales, que se apresuran a aclarar:«No nos imaginemos un parque con niños jugando a fútbol. Eso, lógicamente, no estará permitido y se controlará porque se trata de un paraje arqueológico. Pero sí es un espacio adecuado para aprovecharlo como zona de descanso o de paseo».
Se trata, además, de un proyecto relativamente barato, porque el cambio fundamental es tan simple como dejar de cobrar entrada. Sin embargo, paralelamente, se llevarán a cabo pequeñas actuaciones para hacerlo «más transitable», se instalarán bancos, se llevarán a cabo tareas de jardinería con el arreglo de algunas zonas y la plantación de nueva vegetación... Además, la intención es construir un pequeño centro de interpretación con paneles informativos, pantallas para la reproducción de audiovisuales y otros elementos explicativos que permitan al visitante comprender qué era el Fòrum local en la época de la Tarraco romana y cuál es la importancia de esos valiosos restos arqueológicos. Anivel de personal, posiblemente se contará durante el día se contará con un funcionario que pueda hacer al mismo tiempo las veces de recepcionista y también de vigilante. Su presencia serviría para resolver posibles preguntas o dudas puntuales a los turistas.
Todos esos cambios suponen una inversión necesaria de entre 50.000 y 60.000 euros. Las distintas actuaciones de adecuación, además, las asumiría la propia Brigada Municipal y se irían acometiendo progresivamente en los próximos meses.
En su nueva configuración de parque, la intención es igualmente mantener el recinto vallado, como lo está en la actualidad, puesto que sólo abrirá durante el día y permanecerá cerrado por las noches por una cuestión de seguridad, para evitar problemas de incivismo o incluso de vandalismo.
Todo ello se enmarca dentro de una primera fase de acciones entre las que también se contemplan algunas a fin de dinamizar el espacio. Por ejemplo, se está estudiando organizar en el Fòrum de la Colònia algún concierto de pequeño formato, alguna actividad cultural, o incluso instalar un espacio de intercambio de libros. Todo ello para promocionar el espacio una vez esté reformado y abierto al público, para darlo a conocer entre la ciudadanía y para divulgar que el acceso ahora es gratuito y que está disponible para uso ciudadano. «Si no lo promocionamos de alguna manera, será difícil enganchar a la gente por mucho que se deje de cobrar y se remodele. Hay que dinamizarlo con acciones que atraigan al público», argumentan al respecto desde el Ayuntamiento. 
Por ahora, dentro de la primera fase, que el consistorio tiene intención de poder estrenar este mismo verano, no se contempla instalar dentro del recinto ningún chiringuito con servicio de bar con su correspondiente barra, aunque es algo que no se descarta para una segunda fase «siempre que cuente con la aprobación de los vecinos».

El Ayuntamiento tiene previsto abrir el Fòrum de la Colònia a la ciudadanía y convertirlo en algo así como «una zona verde de la ciudad» –dicen fuentes municipales–. En la actualidad, hay que pagar entrada para acceder al recinto arqueológico, pero la realidad es que apenas recibe visitas, de modo que los ingresos que genera por venta de entradas son mínimos y la sensación en el consistorio es que se está desaprovechando un espacio valioso en pleno centro de la ciudad.

Por eso el equipo de Josep Fèlix Ballesteros tiene la intención de convertirlo en una zona de parque público de libre acceso tanto para la ciudadanía como para los turistas. Sería algo así como un «pulmón verde donde la gente pudiera pasear, sentarse en un banco a leer, relajarse... y donde los turistas pudieran acceder también libremente a visitar los importantes restos arqueológicos que allí se conservan», indican las mismas fuentes municipales, que se apresuran a aclarar:«No nos imaginemos un parque con niños jugando a fútbol. Eso, lógicamente, no estará permitido y se controlará porque se trata de un paraje arqueológico. Pero sí es un espacio adecuado para aprovecharlo como zona de descanso o de paseo».

Se trata, además, de un proyecto relativamente barato, porque el cambio fundamental es tan simple como dejar de cobrar entrada. Sin embargo, paralelamente, se llevarán a cabo pequeñas actuaciones para hacerlo «más transitable», se instalarán bancos, se llevarán a cabo tareas de jardinería con el arreglo de algunas zonas y la plantación de nueva vegetación... Además, la intención es construir un pequeño centro de interpretación con paneles informativos, pantallas para la reproducción de audiovisuales y otros elementos explicativos que permitan al visitante comprender qué era el Fòrum local en la época de la Tarraco romana y cuál es la importancia de esos valiosos restos arqueológicos. Anivel de personal, posiblemente se contará durante el día se contará con un funcionario que pueda hacer al mismo tiempo las veces de recepcionista y también de vigilante. Su presencia serviría para resolver posibles preguntas o dudas puntuales a los turistas.

Todos esos cambios suponen una inversión necesaria de entre 50.000 y 60.000 euros. Las distintas actuaciones de adecuación, además, las asumiría la propia Brigada Municipal y se irían acometiendo progresivamente en los próximos meses.

En su nueva configuración de parque, la intención es igualmente mantener el recinto vallado, como lo está en la actualidad, puesto que sólo abrirá durante el día y permanecerá cerrado por las noches por una cuestión de seguridad, para evitar problemas de incivismo o incluso de vandalismo.

Todo ello se enmarca dentro de una primera fase de acciones entre las que también se contemplan algunas a fin de dinamizar el espacio. Por ejemplo, se está estudiando organizar en el Fòrum de la Colònia algún concierto de pequeño formato, alguna actividad cultural, o incluso instalar un espacio de intercambio de libros. Todo ello para promocionar el espacio una vez esté reformado y abierto al público, para darlo a conocer entre la ciudadanía y para divulgar que el acceso ahora es gratuito y que está disponible para uso ciudadano. «Si no lo promocionamos de alguna manera, será difícil enganchar a la gente por mucho que se deje de cobrar y se remodele. Hay que dinamizarlo con acciones que atraigan al público», argumentan al respecto desde el Ayuntamiento.

Por ahora, dentro de la primera fase, que el consistorio tiene intención de poder estrenar este mismo verano, no se contempla instalar dentro del recinto ningún chiringuito con servicio de bar con su correspondiente barra, aunque es algo que no se descarta para una segunda fase «siempre que cuente con la aprobación de los vecinos».

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También