Más de Tarragona

El Gobierno adjudica por 18 millones la conservación y explotación de la AP-2 y la AP-7 en Tarragona

El contrato comprende 51,37 kilómetros de la AP-2 y 51,23 de la AP-7, además de cuatro áreas de servicio

EFE

Whatsapp
El contrato comprende 51,37 kilómetros de la AP-2 y 51,23 de la AP-7. Foto: J. R.

El contrato comprende 51,37 kilómetros de la AP-2 y 51,23 de la AP-7. Foto: J. R.

El Gobierno ha adjudicado por 17,8 millones de euros durante dos años, prorrogables a tres más, un contrato para la conservación y explotación de los tramos de la AP-2 y la AP-7, que quedaron libres de peajes el pasado 1 de septiembre, en la provincia de Tarragona.

En un comunicado, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITM) señala que desde que dejaron de funcionar los peajes el Ejecutivo ha pasado a gestionar de forma directa estas carreteras con el fin de "mantener la vialidad en la Red de carreteras del Estado para que sea accesible en adecuadas condiciones para todos los ciudadanos".

El citado contrato comprende 51,37 kilómetros de la AP-2 y 51,23 de la AP-7, además de cuatro áreas de servicio, es decir, un total de 102,6 kilómetros de los 375 kilómetros que quedaron libres de peajes en estas dos vías del 1 de septiembre.

En este contrato también se incluye la partida que se destinará a desmontar las playas de los peajes y adecuar las calzadas al nuevo funcionamiento viario.

El pasado martes 31 de agosto finalizó la concesión de cuatro tramos de autopistas en Catalunya, un total de 556 kilómetros en los que ya no hay peajes y el mantenimiento de los cuales asumen a partir de este día las administraciones públicas, si bien todavía no se ha resuelto su financiación en el medio y largo plazo.

La AP-2 y la AP-7 (de titularidad estatal) y la C-32 Norte y la C-33 (de la Generalitat) dejaron de tener peajes y en Catalunya ya sólo quedan 120 kilómetros, en la C-32 sur y en la C-16, en los que hay que seguir esperando que las barreras se levanten para poder circular.

En el caso de la C-32 Norte y la C-33, el Gobierno ha destinado 5 millones de euros a desmontar los peajes, una cifra comprendida en el contrato de mantenimiento de estas dos vías, que fue adjudicado por 8, 4 millones de euros.

Temas

Comentarios

Lea También