Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Gobierno tomará ‘todas las medidas’ ante la huelga en El Prat

Los vigilantes de seguridad del aeropuerto rechazan la propuesta de incremento salarial de la Generalitat y mantienen los paros y la huelga indefinida a partir del lunes

Agencias

Whatsapp
Empleados de la empresa Eulen, antes de celebrarse la asamblea de trabajadores en la que rechazaron la propuesta de la Generalitat. Foto: efe

Empleados de la empresa Eulen, antes de celebrarse la asamblea de trabajadores en la que rechazaron la propuesta de la Generalitat. Foto: efe

Los vigilantes de seguridad de Eulen en el Aeropuerto de El Prat decidieron ayer rechazar la propuesta de incremento salarial de la Generalitat, aceptada por la propia empresa, y mantener la convocatoria de paros parciales del viernes y el domingo y la huelga indefinida a partir del lunes.

Tanto la Generalitat, que ha mediado en este conflicto laboral, como el Gobierno y Eulen se mostraron sorprendidos por la decisión del comité de huelga de someter a votación no sólo la propuesta del departamento de Treball, que preveía una subida de 200 euros mensuales en doce pagas, sino también otras tres opciones que no habían sido negociadas previamente.

En concreto, las otras opciones que tenían sobre la mesa los trabajadores eran una subida de 200 euros mensuales en quince pagas –opción recomendada por el comité–; un complemento de 350 euros al mes en quince pagas y 250 euros mensuales repartidos en quince pagas, que fue la propuesta ganadora.

El asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ya había advertido de que la propuesta de la Generalitat era «insuficiente» y que iba a ser difícil que los trabajadores la ratificaran.

Resultado de la asamblea

El resultado de la asamblea, en la que participaron 176 de los 350 trabajadores de Eulen en El Prat, ha sido: 89 votos para la opción ganadora; 82 para la de 200 euros mensuales en quince pagas; solamente dos para la propuesta de la mediación de la Generalitat y ningún voto para las aspiraciones iniciales de 350 euros mensuales en quince pagas. También hubo votos nulos.
Tras conocerse este resultado, Giménez admitió que será más complicado «volver a sentarse» a negociar, pero recalcó que el comité defenderá esta opción porque es la voluntad de los trabajadores: «Tal y como están las cosas, nos vamos a la huelga».

Bassa denuncia que el comité ha llevado a la asamblea propuestas no consensuadas

En una rueda de prensa en Madrid, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró que el Gobierno tomará «todas las medidas necesarias» para garantizar la seguridad y el orden público en El Prat y para minimizar los efectos de la huelga de los empleados de seguridad de Eulen.
De la Serna avanzó que hoy se celebrará en Barcelona una reunión del Comité de Crisis –del que forman parte representantes de Fomento, del Ministerio del Interior, de Aena, de la Guardia Civil y de la Abogacía del Estado, entre otros– para analizar las medidas a adoptar.

El ministro, que no precisó las medidas que se barajan, recalcó que ahora se abre un nuevo escenario, cuyas consecuencias son difíciles de valorar, que puede provocar «importantísimas afecciones» a los ciudadanos y a los turistas que visitan España.

Aunque el ministro no lo mencionó expresamente, una de las posibilidades es que agentes de la Guardia Civil refuercen los controles del aeropuerto.

La compañía asegura que ha aceptado el incremento salarial propuesto

De la Serna también cree «absolutamente inexplicable» que se haya escuchado una grabación de la presidenta del comité de huelga «instando a los trabajadores a que generen el mayor perjuicio posible a los ciudadanos», y que en las jornadas sin paros se hayan producido «colas de más de dos horas».

La consellera de Treball de la Generalitat, Dolors Bassa, instó a la dirección y al comité de Eulen a continuar negociando para solucionar el conflicto laboral y acusó al comité de actuar de manera «injusta» e «ilícita».

«Nos hemos sentido utilizados. Las horas de mediación que hemos invertido han sido en balde. Hace falta más compromiso por parte de los interlocutores de los trabajadores y de Eulen», aseguró Bassa en conferencia de prensa.

‘Tienen parado a un país’

La consellera se mostró especialmente dolida por el hecho de que el comité haya llevado a la asamblea nuevas propuestas no consensuadas en la mediación, algo inédito, dijo, y se preguntó incluso si el comité es ahora un interlocutor válido, ya que los trabajadores no optaron finalmente tampoco por la propuesta que éste defendía.

Además, Bassa destacó la baja participación en la votación de la asamblea, que fue  sólo de un 41% de los trabajadores, teniendo en cuenta que «es un conflicto que tiene parado a un país».
Respecto a la posibilidad de que la Guardia Civil acabe por asumir la seguridad en el aeropuerto ante una huelga indefinida, aseguró que el Estado tiene las competencias en aeropuertos y puertos y que, por lo tanto, «les toca resolver este tema», tras recordar además que «estamos en alerta 4 y hace falta seguridad efectiva en todo momento».

La dirección de Eulen criticó que el comité no haya respetado el compromiso adquirido con la Generalitat de someter a la asamblea la propuesta de mediación, al poner sobre la mesa otras tres alternativas.

La compañía asegura que ha hecho «todo lo posible» para solucionar el conflicto con sus trabajadores y que ha aceptado el incremento salarial propuesto por la Generalitat, pese a que «va más allá de lo económica y razonablemente admisible». Ello demuestra, según Eulen, su «voluntad inequívoca» de llegar a un acuerdo, en contraposición con la actitud del comité de huelga.

Por ello, pidió a la plantilla que reconsidere de forma urgente su decisión y acepte la propuesta de la Generalitat, «en aras de solucionar el conflicto».

Temas

Comentarios

Lea También