Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Govern balear se desentiende de una mujer que lleva ingresada 45 días en Santa Tecla

María López, una vecina de Alcúdia, vino de vacaciones y ya lleva mes y medio días hospitalizada. Le han diagnosticado una enfermedad neurológica degenerativa, y la familia y el centro sanitario piden el traslado, pero no se lo autorizan

Carla Pomerol

Whatsapp
María López, acompañada de su marido y su hija, en el Hospital de Santa Tecla, ayer.

María López, acompañada de su marido y su hija, en el Hospital de Santa Tecla, ayer.

Una vecina de Alcúdia, María López, de 65 años, lleva 45 días ingresada en el Hospital de Santa Tecla. Le han diagnosticado una enfermedad neurológica degenerativa y, tanto ella como su familia, quieren volver a su casa, donde López deberá continuar con el tratamiento. El Hospital de Santa Tecla lleva tres semanas tramitando el traslado al Hospital Comarca d’Inca –centro de referencia de la paciente–, pero el Servei de Salut de les Illes Balears no quiere hacerse cargo del traslado y, por lo tanto, no lo autoriza. Sus familiares, que han viajado hasta Tarragona para estar al lado de López, piden una solución al Govern balear.   

Los hechos se remontan al pasado 24 de noviembre, cuando la paciente y su marido, Antonio González, vinieron a Tarragona para pasar unos días con sus familiares, vecinos de la ciudad. Al cabo de tres días, López empezó a encontrarse muy mal y entró por urgencias al Hospital de Santa Tecla. La ingresaron y empezaron a hacerle pruebas. «Hace dos años que mi madre empezó a encontrarse mal, perdió fuerza en las piernas y necesitaba un apoyo para poder andar. Pero en un mes ha dado un bajón enorme», explica Mònica González, hija de la paciente, quien llegó a Tarragona hace una semana, con la intención de llevarse a su madre a Mallorca.

A López le diagnostican en Tarragona una enfermedad neurológica degenerativa, que le impide ahora caminar y hablar con normalidad. No se puede mover de la cama. Hace unas tres semanas, la familia pidió volver a su casa. Eso sí, la paciente debe trasladarse al Hospital Comarcal d’Inca, aún no le dan el alta. «Los médicos nos dicen que lo mismo que le hacen en Tarragona, se lo pueden hacer en Mallorca», explica el marido, Antonio González, quien, junto a sus hijos, llevan más de un mes y medio hospedándose en casa de unos familiares. 

El Hospital de Santa Tecla tramitó el traslado, adjuntando un informe médico en el que indicaba que la paciente debía ser trasladada «en silla de ruedas, en ambulancia por tierra y en avión o barco hasta las Illes Balears, considerando indispensable durante el traslado continuar en todo momento con el oxígeno y con supervisión directa por personal de enfermería hasta el hospital de destino». Así lo asegura el informe elaborado por el Hospital de Santa Tecla. Desde el centro sanitario aseguran que han enviado esta comunicación hasta en tres ocasiones. 

FOTO: Pere Ferré

Pero la respuesta del Servei de Salut de les Illes Balears ha sido que no autoriza el traslado a cargo de la comunidad, ya que «actualmente la paciente se encuentra con estabilidad clínica que motiva su alta», dice en la carta de contestación. La Administración balear ha asegurado al Diari que «después de valorar el informe, se ha llegado a la conclusión de que no hay un diagnóstico claro, solamente hay una sospecha», y añade que «si este proceso se alarga y se convierte en una situación irreversible, entonces deberíamos volver a valorar el caso y autorizaríamos el traslado».

Lo cierto es que María López no puede andar desde hace más de un mes y necesita el oxígeno para vivir. Prueba de ello es que hace unos días, la familia, desesperada, decidió volver a casa por su propio pie, pero los profesionales sanitarios del Hospital de Santa Tecla probaron de quitarle el oxígeno, y a los diez minutos, la paciente se ahogaba. El marido y los hijos de López piden una solución inmediata al Govern balear. Se sienten atrapados, sin opción de volver a su casa.

Temas

Comentarios

Lea También