Más de Tarragona

Tarragona Aniversario del accidente en Iqoxe

El Govern instalará este año sensores del aire en la Química

Un año después de la explosión en Iqoxe los alcaldes exigen al Govern que invierta los 7 millones previstos en el nuevo Plaseqta. En 2020 no se realizó ningún simulacro de sirenas

Octavi Saumell

Whatsapp
El Govern instalará este año sensores del aire en la Química

El Govern instalará este año sensores del aire en la Química

La Generalitat de Catalunya iniciará este año el plan para instalar los esperados sensores perimetrales en los polígonos petroquímicos. Así lo asegura al Diari el Delegat del Govern en el Camp de Tarragona, Òscar Peris (ERC), quien –coincidiendo con el primer año de la explosión en la planta de Iqoxe que acabó con la vida de tres personas– destaca que los presupuestos autonómicos de 2021 incluirán la partida presupuestaria que, recientemente, el conseller de l’Interior –Miquel Sàmper (Junts)– reconoció que no se podría ejecutar para 2020, y que forma parte del nuevo Pla d’Emergència Exterior del Sector Químic de Tarragona (Plaseqta) que entró en vigor el pasado mes de marzo tras sustituir al polémica Plaseqcat.

«El dinero está y estará. No escatimaremos recursos. No estamos hablando de importes hiperextraordinarios», afirma el máximo representante de la administración autonómica en las comarcas tarraconenses, quien avanza que el próximo mes de febrero «se presentará la calendarización concreta de las actuaciones», que se alargarán durante más de un año

De hecho, el pasado mes de noviembre Sàmper indicó a lo largo de su comparecencia en la comisión de estudio sobre la Seguretat del Sector Petroquímic del Parlament de Catalunya que espera que para 2021 puedan ejecutarse «unos 800.000 euros para perimetrar el polígono sur –el de Iqoxe–», mientras que la previsión es la de aportar otros 440.000 para «el polígono norte» entre 2022 y 2023. Estos sensores en la industria química deben permitir poder realizar una detección automática de la calidad del aire en caso de una explosión similar a la del 14 de enero de 2020. «Va a haber el dinero, que permitirá encargar el proyecto, licitar los equipos y empezar la instalación», añade el político de la formación republicana.

Sin pruebas ni ejecución

A raíz del trágico suceso en Iqoxe de hoy hace justo un año, el Procicat impulsó la recuperación del Plaseqta, para que el poder de decisión recayera de nuevo en el territorio. Para ello, el plan preveía una ambiciosa inversión de siete millones de euros, que a día de hoy no se ha ejecutado. Así lo reconoció recientemente Sàmper, quien en noviembre indicó que «no hay dinero para completar el Plaseqta», añadiendo que «los recursos son el punto débil del plan».

Asimismo, cabe señalar que en todo 2020, el año de la explosión en Iqoxe y la polémica sobre la no activación de las sirenas para confirnar a la población, no se ha llevado a cabo ningún simulacro. «Debía hacerse la semana antes de la explosión, pero por motivos técnicos al final no se hizo. Y luego ya vino la covid», recalca Peris. Todo ello, con la falta de la inversión, ha comportado las críticas de vecinos, sindicatos y alcaldes, que denuncian que «si hoy hubiera otro accidente se actuaría exactamente igual», ya que estamos igual o peor que el año pasado», según lamentan los secretarios generales de UGT –Joan Llort–y CCOO –Mercè Puig–, así como .

El portavoz del equipo de gobierno de Tarragona –Manel Castaño (ERC)– remarca que «lo que pedimos es que empiece a funcionar la maquinaria del Plaseqta y que se hagan acciones concretas». En concreto, el político de la Plaça de la Font cree que «debe ser prioritaria la instalación de los sensores perimetrales», así como «el plan de información y formación a la ciudadanía».

En la misma linea se expresa el alcalde de Reus, Carles Pellicer (Junts per Reus). Por un lado, valora positivamente que el documento incluya parte del municipio de Reus como zona «vulnerables», refiriéndose a la zona sur y suroeste, «donde hay polígonos y algún barrio». Por contra, lamenta la falta de recursos, y subraya que «no se ha especificado cómo se van a implementar las medidas. Está bien que esté en el papel, pero si no hay recursos...». Es por todo ello que pide «más información y concreción», sobre todo «en relación a los avisos a la población y ubicación de las nuevas sirenas».

De manera parecida se expresa el alcalde de Vila-seca, Pere Segura (Junts), quien recalca que «pese al anuncio de buenas intenciones, los hechos no se están sucediendo», mientras que Roc Muñoz (PSC) –de La Canonja– exige que «lo mínimo para 2021 deberían ser los 1,4 millones de euros para los sensores perimetrales».

Por todo ello, esta tarde se llevarán a cabo dos manifestaciones, las dos a la hora en la que se produjo el trágico accidente (18.40 horas). Una será en la Plaça de la Font, organizada por la Federació d’Associacions de Veïns (FAVT), mientras que la otra será en la Rambla de Bonavista. Asimismo, a las 13 horas los empleados de Iqoxe llevarán a cabo un minuto de silencio para recordar a sus dos compañeros fallecidos hace hoy justo un año.

Temas

Comentarios

Lea También