Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Govern niega a vecinos de Tarragona que un Centre Obert genere conflictividad

Reunión 'cordial' pero sin acuerdo

Francisco Montoya

Whatsapp
A la reunión asistieron los vecinos que se oponen al traslado de la zona donde se trasladará el Centre Penitenciari Obert en 2019, la Generalitat y el Ayuntamiento

A la reunión asistieron los vecinos que se oponen al traslado de la zona donde se trasladará el Centre Penitenciari Obert en 2019, la Generalitat y el Ayuntamiento

Reunión «cordial», según todas las partes, pero sin acuerdo, la que se desarrolló ayer a mediodía durante más de dos horas entre los vecinos que se oponen al traslado de la zona donde se trasladará el Centre Penitenciari Obert en 2019, la Generalitat y el Ayuntamiento.

Durante el encuentro, los afectados plantearon al Govern su oposición al traslado del centro a su barrio –calles como Pont i Gol o Vidal Alcover, en el llamado Pla Parcial 2, la zona que acoge la comisaría de la Guàrdia Urbana o el cuartel de la Guardia Civil–. Se trata, dicen, de un barrio lleno de parejas jóvenes con hijos pequeños, que cuenta con una escuela, una guardería y el Parc del Francolí, instalaciones todas ellas incompatibles, creen los vecinos, con la presencia de un centro penitenciario «a 50 metros», según explicó uno de los residentes que asistió a la reunión, Jordi Miguel.

‘Mi punto de vista es el mismo’

A la salida del encuentro, Miguel explicó:«La Generalitat nos ha dejado muy claro que, según las estadísticas, el proyecto ni tiene ningún riesgo y que no cree que deba replantearse la ubicación». Pese a ello, la postura de los vecinos no parece que vaya a cambiar:«A nivel personal, mi punto de vista no cambia. Y cuando les presentemos los resultados de esta reunión a los demás vecinos, creo que seguiremos manteniendo la idea de que se necesita un cambio de ubicación».

La imposibilidad de alcanzar un acuerdo hace que los afectados, que llevan recogidas más de 600 firmas, a partir de ahora comiencen a plantearse intensificar sus protestas. «Se hablará cuando les expongamos la situación a todos los vecinos, y no puedo dar nada por seguro, pero creo que las movilizaciones serán inevitables, porque ese número de firmas demuestra que los vecinos estamos implicados y no queremos el Centre Obert allí», anunció Jordi Miguel al respecto.

Desde el Govern, en cambio, se insiste en que la ubicación elegida es idónea y por eso no hay intención de modificarla:«Ha sido una reunión positiva, porque les hemos podido dar información a los vecinos. Les hemos explicado qué es un centro abierto y que, por la experiencia que tenemos con los cinco centros que tenemos en Catalunya, la conflictividad alrededor de equipamientos de este tipo es absolutamente nula», aseguró de forma tajante el director general de Serveis Penitenciaris, Amand Calderó. «El riesgo cero no existe en ningún sitio, pero estos centros no generan ninguna conflictividad. Al contrario:pensamos que todos nos debemos corresponsabilizar en el objetivo de la reinserción», añadió, y concluyó reiterando que no se atenderá las quejas de los vecinos porque «es un terreno propiedad de la Generalitat, legalmente admite ese uso, la ubicación es idónea y no genera ningún problema a su alrededor».

Problema ‘de información’

Por su parte, el delegado del Govern, Òscar Peris, explicó reconoció que «las reacciones de desconocimiento y desconfianza ante este tipo de centros son humanas», pero en la reunión «se ha podido contrastar con datos que los Centres Oberts son un modelo de reinserción ejemplar».

De ahí que Generalitat y vecinos se hayan emplazado a una segunda reunión en un espacio de mayores dimensiones y a la que puedan asistir más vecinos:«Es un tema sobre todo de información, de poder hacer llegar a los vecinos los datos reales para transmitirles tranquilidad», sentenció Peris al respecto.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También