El Gran Recapte de este año se celebrará ‘online’

La recogida física de alimentos se sustituye por donaciones de dinero a través de la web, bizum, o en las cajas de los supermercados

JOAN MORALES-AGENCIAS

Whatsapp
Interior del Banc dels Aliments de la Provincia de Tarragona. FOTO: ALBA MARIN É

Interior del Banc dels Aliments de la Provincia de Tarragona. FOTO: ALBA MARIN É

El próximo lunes, y hasta el sábado 21 de noviembre, se celebrará una nueva edición del Gran Recapte d’Aliments, una iniciativa impulsada por todos los bancos de alimentos de España y que el año pasado logró recaudra en la provincia de Tarragona 500.000 kilos de alimentos.

Pero este Gran Recapte, obligado por las restricciones de la pandemia de la Covid-19, será diferente. No habrá recogida física de alimentos, sino que se realizarán donaciones monetarias a través de su página web, bizum, en las cajas de los supermercados y mediante la compra de tickets por valor de 3 euros en mercados y tiendas de proximidad, y ya cuenta con 4.000 de los 6.000 voluntarios necesarios en Catalunya. Estas donaciones de dinero se canjearán después por alimentos.

La presidenta de la Federació Catalana de Banc dels Aliments, Roser Brutau, explicó ayer durante la presentación de la edición de este año que esta vez tenemos la incógnita sobre qué pasará con el 25% de alimentos que supone el Gran Recapte para los bancos de alimentos, que son tres meses de suministros: «Si no sale adelante, tendremos un agujero muy grande en un momento en el que la dificultad es tremenda», alarmó Roser Brutau.

«Necesitamos más solidaridad que nunca y confiamos en que la población pueda llegar a entender esta modalidad que es diferente por las circunstancias, pero el objetivo continúa siendo el mismo: hacer llegar alimentos básicos a gente que en estos momentos tiene una verdadera necesidad», añadió el director del Banc dels Aliments de Barcelona, Lluís Fatjó-Vilas.

Los bancos de alimentos catalanes han alertado del incremento de demanda de alimentos a consecuencia de la pandemia. Así lo dijeron ayer Roser Brutau, y Lluís Fatjó-Vilas. Bajo el lema ‘Para muchos, la nueva realidad es una nevera vacía’, el duodécimo Gran Recapte llega en un momento en que la necesidad es mucho mayor: los Bancs dels Aliments de toda Catalunya están atendiendo a más de 262.000 personas, lo que supone un incremento de la demanda de un 40%.

Fatjó-Vilas afirmó que la respuesta que han dado frente a la emergencia social ha sido buena y han podido entregar «más alimentos que nunca», y explicó que ya han superado los 15 millones de kilos entregados.

Avisó, sin embargo, de que no pueden continuar haciendo el esfuerzo al nivel que lo estaban haciendo: «Hemos tenido que restringir las entregas de alimentos para poder dar respuesta a esta demanda, eso hace que estemos entregando menos alimentos a cada una de las personas que estamos atendiendo», explicó.

En años anteriores, el Gran Recapte conseguía recaudar en Catalunya unas 4.500 toneladas de alimentos, lo que implica que para poder cubrir el incremento del 40% que ha supuesto la crisis provocada por la pandemia, este año se deberían alcanzar las 6.000 toneladas a través de las donaciones monetarias de los ciudadanos.

Temas

Comentarios

Lea También