El Hospital Joan XXIII crea la Unidad del Dolor Agudo

Sus objetivos son la prevención, evaluación y tratamiento de pacientes hospitalizados con dolor agudo, de moderada-elevada intensidad y de difícil control

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de la Unidad del Dolor Agudo del Hospital Joan XXIII de Tarragona. Cedida

Imagen de la Unidad del Dolor Agudo del Hospital Joan XXIII de Tarragona. Cedida

El Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona ha creado una Unidad de Dolor Agudo (UDA), especializada en la prevención, evaluación y tratamiento de pacientes hospitalizados con dolor agudo, de moderada-elevada intensidad y de difícil control.

A pesar de los múltiples avances terapéuticos que han surgido durante los últimos años, el dolor continúa teniendo una alta prevalencia en los pacientes hospitalizados, con especial severidad en pacientes posoperados. Entre un 30 y un 75% de los pacientes sometidos a una intervención quirúrgica experimentan Dolor Agudo Posoperatorio (DAPO) de moderada a elevada intensidad.

El tratamiento del DAPO es un gran reto para los hospitales y su control eficaz se ha convertido en una parte esencial de las curas posoperatorias aportando múltiples beneficios: confort y satisfacción al paciente, menor morbimortalidad posoperatoria (infecciones, problemas en la cicatrización, sobre-infecciones respiratorias, trombosis, etc.), una recuperación funcional precoz y menor riesgo a desarrollar dolor crónico.

Disponer de una unidad de este tipo aporta el nivel de calidad asistencial recomendada y requerida por diferentes sociedades científicas y entidades acreditadoras de centros hospitalarios.

Una unidad multidisciplinar

En el Hospital Universitario Joan XXIII se ha creado un Comité de Dolor con una estructura multidisciplinaria basada en el trabajo en equipo de múltiples servicios hospitalarios. Cuenta con la colaboración y actuación sinérgica del Servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor Crónico, enfermera de Anestesia-Unidad del Dolor, enfermera referente en sistemas de información, Servicio de Farmacia, representantes de Servicios Quirúrgicos, así como representación de la Dirección Médica y de Enfermería.

La UDA cuenta con un equipo de profesionales con conocimientos y habilidades altamente especializados, para tratar de manera eficaz, segura y de calidad los pacientes con DAPO. Este hecho supone un reto de síntesis e integración, capacidad y flexibilidad organizativa, así como de comunicación y colaboración entre especialistas, médicos y enfermeras.

Por este motivo se ha creado esta Unidad funcional, liderada por el Servicio de Anestesia y supervisada por la Jefa de servicio, Dra. Judit Saludes, y que cuenta con la coordinación asistencial de la Dra. Rocío Periñán y la enfermera Belina Casafont. También  participan activamente todos los miembros del equipo, residentes y enfermeras del Servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor.

Para optimizar el manejo terapéutico de los pacientes posoperados, la UDA aporta estrategias de analgesia multimodal (combinación de tratamientos analgésicos farmacológicos) con técnicas mínimamente invasivas de anestesia (bloqueo local-regional), basadas en una atención especializada, personal y continuada.

Objetivos de la UDA

La UDA del Hospital Joan XXIII se crea en lo que es un centro de referencia de los principales servicios quirúrgicos y que asume el mayor volumen y complejidad quirúrgica de la provincia. Aunque inicialmente la UDA apoya a un número limitado de especialidades quirúrgicas, el objetivo es atender, de manera progresiva y transversal, a cualquier paciente que realice una consulta.

Los objetivos específicos de la UDA son:

  • Diseñar y establecer protocolos analgésicos, circuitos, mapas de procesos, hojas de registro, bases de datos de eficacia analgésica, incidencias, indicadores.
  • Implantar la evaluación y registro de intensidad del dolor (EVA- 5.ª constando) por parte de enfermería (Gacela).
  • Asistencia clínica de apoyo y supervisión de control DAPO. Pacientes posoperados con previsión de dolor moderado a intenso, portadores de bombas de analgesia, catéteres epidurales, perineurales o incisionales, o pacientes con dolor crónico de difícil control. Herramienta de ayuda gestión: mapa del dolor.
  • TIC: base de datos de pacientes UDA, base de datos de incidencias. Mapa de dolor. Fusión de herramientas informáticas: SABE, Gacela, Silicon, Centricity, mapa de dolor.
  • Formación continuada: residentes anestesia y otros residentes interesados. Enfermeras. Asesoramiento médico facultativos.
  • Investigación.
  • Calidad asistencial: Evaluación sistemática de la estructura, el proceso y resultados, informes a responsables, control y mejora continua.

La creación de la UDA aporta valor a los pacientes, eficacia y seguridad a los tratamientos y calidad asistencial en el Hospital Joan XXIII. Además, el mensaje comunicativo “Hospital sin dolor” pretende facilitar la concienciación y la colaboración de todos los profesionales sanitarios al reconocer la necesidad de la detección y el alivio de los pacientes con dolor. El proyecto busca su implicación, así como la de pacientes, familiares y acompañantes, buscando siempre la máxima excelencia.

Temas

Comentarios

Lea También