Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Hospital Joan XXIII de Tarragona tendrá una segunda sala de hemodinámica

El centro hizo un millar de angioplastias en 2017 y tuvo 520 activaciones de código infarto, 50 más que el año anterior

Diari de Tarragona

Whatsapp
El equipo de la unidad de hemodinámica de Joan XXIII de Tarragona, haciendo una angioplastia primaria a una paciente infartada

El equipo de la unidad de hemodinámica de Joan XXIII de Tarragona, haciendo una angioplastia primaria a una paciente infartada

El Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona tendrá una segunda sala de hemodinámica.

El consejo de administración del Instituto Catalán de la Salud (EQUIS) aprobó, el pasado 22 de diciembre, sacar a concurso la provisión de una segunda sala de hemodinámica.

El nuevo espacio se ubicará en paralelo al actual para optimizar zonas comunes como la secretaría, el transfer, los despachos médicos, los vestuarios y la zona de descanso.

La sala actual de hemodinámica tiene un uso intensivo, de lunes a viernes, y 24 horas los siete días de la semana para la activación del código infarto.

El año pasado se realizaron 1000 angioplastias y tuvo 520 activaciones de código infarto, 50 más que en 2016

Alfredo Bardají,del departamento de cardiología, explica que “debido al gran volumen de actividad de esta sala, todavía queda una parte de población, concretamente la de Vendrell, que se atiende en Barcelona”. 

Bardají puntualiza que “esta población supone unos 400 cateterismos diagnóstico y terapéuticos al año, que se harán en esta segunda sala”.

La segunda sala de hemodinámica contará con la tecnología más moderna con integración de técnicas de imagen cardíaca y servirá para realizar, además, unos 150 procedimientos de electrofisiología.

Según ha informado el centro hospitalario, los pacientes que sufren más infartos tienen una media de edad de entre 60 y 70 años, a pesar de que actualmente han aumentado los casos de pacientes más jóvenes.

Dos terceras partes son hombres y las personas fumadoras y diabéticas presentan más riesgo. Alfredo Bardají afirma que “la mortalidad actualmente está alrededor de un 6%, cuando hace 30 años se situaba sobre el 40%”.
 

 

 

Temas

Comentarios

Lea También