Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Hospital de Santa Tecla, 20 años con el Concurs de Castells

El centro asistencial de la Rambla Vella se encarga del dispositivo sanitario del evento desde 1996

Carme López

Whatsapp
Santa Tecla atendió en el concurso de 2014 a catorce ´castellers´. Foto: lluís milián/DT

Santa Tecla atendió en el concurso de 2014 a catorce ´castellers´. Foto: lluís milián/DT

El Hospital de Santa Tecla, a través de su Unidad de Medicina Deportiva y en colaboración con Protección Civil y la Cruz Roja, tiene ya todo preparado para el multitudinario encuentro casteller de estos 1 y 2 de octubre en la Tarraco Arena Plaça (TAP). Una vez más el centro sanitario de la Xarxa de Santa Tecla, encargado del dispositivo asistencial del Concurs desde hace veinte años, establecerá un hospital de campaña a pie de plaza y a su vez un refuerzo específico en el servicio de urgencias del Hospital de Santa Tecla, en la Rambla Vella. En la plaza el dispositivo estará formado por siete equipos integrados por médicos, enfermeras, miembros de Protección Civil y voluntarios de Cruz Roja, institución que aporta el servicio de ambulancias para el traslado de los castellers lesionados que necesiten ser derivados al hospital.

En la edición de 2014 se realizaron unas 150 atenciones cada día de concurso en la TAP, registrándose un total de 14 derivaciones al hospital, de las cuales sólo tres debieron permanecer ingresadas al menos una noche.

El doctor Xavier Oliach, director médico del Hospital de Santa Tecla, recuerda que «la mayoría de profesionales sanitarios que integran el dispositivo ya han estado en concursos anteriores, lo que facilita mucho el trabajo de plaza en los momentos de estrés que se generan cuando cae un castell». La misión del hospital de campaña es «recibir a los castellers lesionados y atenderlos rápidamente para determinar si pueden o no volver al concurso. Nuestro papel es importante para el curso del evento y debemos intentar desarrollarlo pasando desapercibidos».

«En caso que los médicos consideren que el paciente necesita pruebas adicionales, se les trasladará al hospital, donde les esperará un equipo creado específicamente para la ocasión y al margen del servicio ordinario de urgencias». Oliach comenta que la mayoría de casos son «traumatismos de todo tipo. Generalmente en las extremidades y de poca gravedad, pero también se dan casos de lesiones cervicales o lumbares».

El dispositivo sanitario cuenta también con personal administrativo que, gracias a un sistema informático desarrollado para el concurso, permite tener controlado al paciente «desde que llega al servicio hasta que ha recibido el alta. De hecho, el sistema nos permite llevar un seguimiento continuo del casteller lesionado, incluso si éste ha sido derivado al hospital. Así podemos dar información fiable y de primera mano a los responsables sanitarios de las collas que están en el concurso». Oliach recuerda que «cada colla tiene una persona equipada con un walkie para poder comunicarse en todo momento con el dispositivo sanitario». Unos días antes del concurs, además, los responsables sanitarios de todas las collas participantes se reúnen con los profesionales de Santa Tecla para conocer el funcionamiento del dispositivo asistencial. «También les damos consejos básicos y recomendaciones a seguir durante el concurso, como son la necesidad de hidratarse bien, de hacer ejercicios de calentamiento previos o evitar conductas de riesgo innecesarias», añade el Dr. Xavier Oliach.

Desde la Xarxa de Santa Tecla, que ha estado presente en las últimas 10 ediciones del concurs, se observa una clara tendencia a la profesionalización de los castells en lo que a la preparación física se refiere. «Muchos caps de colla ya son preparadores físicos y nutricionistas. Y eso se nota. El mundo de los castells cada vez se prepara más las actuaciones. Las collas tienen muy en cuenta aspectos de rendimiento deportivo como la fuerza, la agilidad, la rapidez, el peso, la intensidad... y eso lo preparan y entrenan en los ensayos durante todo el año», advierte el director médico de Santa Tecla.

Para el facultativo, «esta mayor preparación física en el mundo casteller sin duda es una buena manera de disminuir el riesgo de accidentes y para reducir la gravedad de las lesiones cuando una construcción cae. Hay muchas collas en las que se hace una preparación física y técnica concreta para cada casteller dependiendo del lugar que debe ocupar en la estructura».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También