Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'El Jaume I es el Palma Arena de TGN'

El polémico no aparcamiento y la situación comercial de la ciudad centraron el debate entre los cuatro partidos con representación que ayer emitió RAC1
Whatsapp
Los cuatro alcaldables de las formaciones que tienen representación en el pleno municipal, el lunes, con el periodista Jordi Basté. Foto: Lluís Milián

Los cuatro alcaldables de las formaciones que tienen representación en el pleno municipal, el lunes, con el periodista Jordi Basté. Foto: Lluís Milián

"Que cada palo aguante su vela. Deben depurarse responsabilidades porque el Jaume I es el Palma Arena de Tarragona". Así de claro y contundente se mostró ayer el candidato del PP, Alejandro Fernández, sobre el desastre del no aparcamiento de la Part Alta durante el debate a cuatro que este viernes emitió RAC1 y que fue conducido por el periodista Jordi Basté.

A lo largo del encuentro entre las formaciones que tienen representación municipal en la Plaça de la Font (PSC, CiU, PP e ICV), el alcaldable popular no tuvo problemas en hablar sobre la obra que, en gran parte, se gestó durante el gobierno entre su partido y Joan Miquel Nadal (CiU) y que supuso pasar de un presupuesto inicial de 3,9 millones de euros a un gasto de, aproximadamente, unos 30. Es más, el candidato conservador comparó esta obra con el Palma Arena, un caso que ha supuesto el ingreso a la prisión del expresidente balear, Jaume Matas, que formó parte del PP.

 

Vista al pasado... y al futuro

Lo cierto es que pasan los años y las elecciones y ésta es la tercera campaña consecutiva en la que el polémico agujero de la Part Alta tiene un protagonismo destacado. El candidato a la reeleción por el PSC, Josep Fèlix Ballesteros, remarcó que «este caso saldrá en las escuelas de no negocios», y remarcó que «desde que soy alcalde, este caso no ha costado ni un solo euro a los tarraconenses». Sobre el pasado del espacio, el ahora alcalde afirmó que «intentamos sacarlo a concurso como un aparcamiento convencional, pero las empresas no estuvieron interesadas, ya que querían demasiado rotación», por lo que, de cara al futuro, «haremos lo que nos han pedido los ciudadanos, que es un espacio cultural como es la Casa de la Festa».

Esta posibilidad no fue bien vista ni por CiU ni por PP, ya que estos partidos consideran que el emplazamiento debe albergar un estacionamiento. «Es lo único que puede hacerse allí. Es una obra civil muy importante y, señor Ballesteros, le recuerdo que usted formó parte del consejo de administración de la empresa municipal que aprobó la decisión» aseguró el alcaldable de CiU, Albert Abelló, una circunstancia que fue negada por el líder del PSC, que reivindicó su apuesta por llevar a cabo el de Sant Antoni, a lo que el PP se opuso «porque habrá el mismo problema con la roca fetge de gat que hubo en el Jaume I».

Arga Sentís (ICV) no se mordió la lengua y definió el sobrecosta como una «xoriçada y no un error de gestión», por lo que «deben depurarse responabilidades cuanto antes». La alcaldable ecosocialista considera, además, que «no es realista hablar sobre qué hacer allí, ya que durante los próximos cuatro años no se podrá hacer nada».

 

A vueltas con los kebabs

El modelo comercial fue otro de los puntos destacados del debate. En este apartado a quien se notó más cómodo fueron a Albert Abelló (que es el expresidente de la Cambra de Comerç) y a Alejandro Fernández, quien no se amilanó en declarar su guerra a los kebabs, locutorios y fruterías pakistaníes. «Cuando yo paseaba hace años por el centro había una gran actividad, sin locales vacíos. Ahora, en cambio, cada vez hay más comercios foráneos. Si no se hace una nueva ordenanza, en cinco años esto también pasará en la Rambla Nova», advirtió Fernández, a lo que Sentís (ICV) reprochó que «para usted sólo perjudica el comercio local este tipo de locales y no los McDonalds».

Abelló, por su parte, denunció que «a nivel comercial, Tarragona es un completo desastre. En ocho años no se ha podido terminar un Mercat», a la vez que situó como uno de los grandes déficits «el elevado coste del aparcamiento, que frena que muchas personas vengan a comprar a la ciudad».

Pese a ello, Ballesteros remarcó que «las licencias comerciales han aumentado en un 8%» y reivindicó que «en ocho años, el número de visitantes se ha triplicado, pasando de 900.000 a 2,7 millones». Asimismo, el candidato socialista aseguró que los sectores donde ha subido más la actividad empresarial «han sido el running, las franquicias y las terrazas».

 

El AVE, un error en Perafort

En lo que sí que estuvieron de acuerdo las principales formaciones es en el «error histórico» que fue situar la estación del AVEen la Secuita-Perafort. «Fue un extraño acuerdo entre Álvarez Cascos y Felip Puig», argumentó Ballesteros (PSC), a lo que Fernández alegó que la decisión la aceptaron «Joan Miquel Nadal y Lluís Miquel Pérez».

Precisamente, en materia ferroviaria Albert Abelló (CiU) solicitó a Alejandro Fernández (PP) que «ya que es diputado en Madrid, traiga los millones necesarios para que el tercer raíl sea una realidad», un hecho que el representante popular rechazó, ya que «me niego a traer dinero para que las mercancías peligrosas sigan pasando por la ciudad de Tarragona».

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También