Tarragona Sanitat

El Joan XXIII absorbe la mayoría del presupuesto de la Generalitat

La propuesta del conseller Giró para el 2022 es inyectar 17,5 millones de euros en el proyecto del nuevo hospital

CARLA POMEROL

Whatsapp
El nuevo Joan XXIII es la cuenta pendiente por excelencia que la Generalitat tiene con la ciudad de Tarragona. Foto: Lluís Milián

El nuevo Joan XXIII es la cuenta pendiente por excelencia que la Generalitat tiene con la ciudad de Tarragona. Foto: Lluís Milián

De los 37 millones de euros que la Generalitat de Catalunya tiene previsto gastarse en la ciudad de Tarragona a lo largo del año que viene, más de la mitad, unos 19,5 millones de euros, irán dedicados al Hospital Universitari Joan XXIII, tanto en el nuevo complejo sanitario como en la mejora de las instalaciones actuales. Así se puede ver en las cuentas presentadas el pasado martes por el conseller d’Economia i Hisenda, Jaume Giró, quien prevé aprobarlas a finales de este año.

El nuevo Joan XXIII es la cuenta pendiente por excelencia que la Generalitat tiene con la ciudad de Tarragona. Son muchos los gobiernos autonómicos que han prometido una ampliación del equipamiento y que han sido relevados sin apenas haber presentado un proyecto viable. Parece que ahora el compromiso está más cerca que nunca. La Generalitat tiene previsto para el año que viene una inyección de 17,5 millones de euros para el nuevo equipamiento, además de dos millones más a repartir entre la nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), la de estudios clínicos y el servicio de Diagnòstic per la Imatge i Medicina Nuclear.

Imagen virtual de cómo será el nuevo vestíbulo. FOTO: CEDIDA Recreació vestíbul (s'executara en la 1a fase) Recreació vestíbul (s'executara en la 1a fase)
Imagen virtual de cómo será el nuevo vestíbulo. FOTO: CEDIDA

Hasta ahora, fuentes del Departament de Salut defendían que las cuentas ordinarias no contemplarían inversiones para el nuevo hospital, ya que el proyecto sería financiado a través del plan de infraestructuras del gobierno de la Generalitat. Finalmente, parece que el Joan XXIII tiene su espacio en los presupuestos. Mañana, el conseller de Salut, Josep Maria Argimón, presentará ante el Parlament las cuentas en materia de sanidad, y resolverá esta y otras dudas.

La cuenta pendiente

Con los 17,5 millones de euros previstos para el año que viene, se iniciará la primera fase del nuevo hospital, que contempla la redacción del proyecto ejecutivo, los traslados de algunos servicios y un estudio arqueológico para determinar el estado del subsuelo. La segunda fase, prevista para finales del año que viene, se centrará en la construcción del edificio principal.

Los trabajos del nuevo hospital se alargarán hasta el año 2026, cuando está previsto que entré en funcionamiento. Por eso, el gobierno de la Generalitat ha hecho una estimación del dinero que tendrá que dedicar anualmente al proyecto. Así, para 2023 se contempla destinar 26,4 millones de euros, y en 2024 la cifra se elevaría a 54,5 millones. Cabe recordar que el nuevo equipamiento costará unos 170 millones de euros, de los cuales la Generalitat insiste que solo están garantizados 135. El resto está en el aire.

Además de estos 17,5 millones, las cuentas del conseller Giró también contemplan dos millones más para mejoras y ampliaciones de otros servicios del hospital tarraconense. 1,3 millones de euros irán destinados a dotar la nueva UCI de mobiliario y de maquinaria. Cabe recordar que el Joan XXIII contará con una nueva unidad de críticos a partir del mes de enero.

Por otro lado, el Institut de Diagnòstic per la Imatge también recibirá una inversión de poco más de medio millón de euros, que servirán para renovar los equipos, entre otras cosas. Finalmente, se pondrá en marcha una nueva unidad de estudios clínicos en el hospital. Para ello, la Generalitat prevé invertir 69.000 euros.

Esta importante inyección económica demuestra una vez más el estado en qué se encuentra el Hospital Joan XXIII. Se trata de un equipamiento construido hace más de 50 años y sus instalaciones son antiguas. Prueba de ello son las constantes obras que se realizan con el objetivo de adaptar el espacio a la actualidad. Con el nuevo complejo sanitario, Tarragona volverá a situarse en el ranking de equipamientos sanitarios.

Y además

En el segundo lugar del ranking de partidas para la ciudad de Tarragona se encuentra el Centre Penitenciari Obert. La Generalitat prevé invertir en 2022 un total de 5 millones de euros, entre equipar las instalaciones y poner a punto el archivo soterrado.

Además, las cuentas de Giró hablan de 455.000 para acicalar la Biblioteca Pública, dos millones de euros para acabar la Escola Arrabassada, poco más de 213.000 para la reforma y ampliación del Parc de Bombers y, finalmente, 123.000 euros para la rehabilitación de las murallas. Todo ello podrá ejecutarse si el Parlament aprueba los presupuestos entre finales de este año y principios del que viene.

Temas

Comentarios

Lea También