Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona SALUD

El Joan XXIII cobró 150 euros a una familia inmigrante por atenderla en Urgencias

Todavía no tenían tarjeta sanitaria y se les facturó la atención como si fueran turistas

Redacción

Whatsapp
Imagen del recibo que le fue entregado a la familia Quintero, donde constan los 150 euros que tuvieron que pagar. FOTO: Ser Catalunya

Imagen del recibo que le fue entregado a la familia Quintero, donde constan los 150 euros que tuvieron que pagar. FOTO: Ser Catalunya

Una familia inmigrante recién llegada a Catalunya tuvo que pagar 150 euros después de ser atendida en Urgencias del Hospital Joan XXIII el pasado 11 de diciembre, según ha informado la Cadena Ser. Se trata de la familia venezolana Quintero, que acudió al centro hospitalario porque su hijo, un bebé de un año, tenía gripe. De hecho, otra hija de tres años y también el padre de la familia presentaban los mismos síntomas, pero visto que habían tenido que pagar renunciaron a ser atendidos para no tener que abonar 300 euros más.

Desde el hospital tarraconense han confirmado que efectivamente tal situación se produjo, pero lo achacan a un “error humano” y aclaran que, de hecho, ya se han iniciado los trámites para devolver la cantidad cobrada a la familia.

En Catalunya, los inmigrantes (aunque su situación no esté regularizada) tienen derecho a la tarjeta sanitaria gratuita. Basta con que estén empadronados. Sin embargo, en este caso la familia, recién llegada, no disponía de tal tarjeta, motivo por el cual el hospital, por error, les cobró como si fueran turistas (que, a diferencia de los inmigrantes, sí pagan la asistencia sanitaria). “No se detectó que era un caso excepcional y se les cobró, pero fue un error que ya se está en trámites para corregirlo”, explican fuentes el Joan XXIII.

'La punta del iceberg'

Lo sucedido en Tarragona no es, no obstante, un caso aislado. La misma Cadena Ser ha informado de otra situación similar en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, donde a un refugiado sirio también se le cobró por la asistencia sanitaria (en su caso, 207 euros).

Ambos casos han sido denunciados por la Plataforma per l’Atenció Sanitària Universal, que advierte de que en esta ocasión los errores se podrán enmendar porque han sido detectados, pero son “sólo la punta del iceberg”, puesto que en muchas ocasiones no se llegan a denunciar (ni, por tanto, se tramita la devolución). La situación, alerta la organización, deriva en que muchos inmigrantes terminan optando por no ir al médico para no tener que pagar, “buscan remedios caseros, se automedican… y la enfermedad va evolucionando”, ha explicado a la citada emisora el portavoz de la plataforma, Carlos Losana.

El Departament de Salut se reunirá la próxima semana con esta plataforma para estudiar los casos que han sido detectados hasta ahora, y que según la conselleria “no son más de cinco”.

 

Temas

  • TARRAGONA

Lea También