El Martí i Franquès usa su ingenio contra la violencia de género

Alumnos de ESO montan desde mercadillos hasta campañas web para recaudar fondos

Norian Muñoz

Whatsapp
Alumnas vendiendo las pulseras y productos elaborados por ellas mismas. FOTO: Pere Ferré

Alumnas vendiendo las pulseras y productos elaborados por ellas mismas. FOTO: Pere Ferré

La afluencia de público al mercadillo solidario que hay montado en el patio del Institut Antoni de Martí i Franquès comienza a quedarse un poco parada, así que las jóvenes que han decidido sacrificar, un día más, su rato del patio para estar al frente de la parada cogen parte de los productos y comienzan a ofrecerlos antes de que suene el timbre. «Si Mahoma no va a la montaña...», dice una. 

Unos pasos más allá, la atención se concentra en las canchas. Está en pleno desarrollo el torneo solidario de baloncesto que han organizado otras compañeras del mismo curso.

Ambas iniciativas forman parte de la campaña que han montado las y los alumnos de cuarto de la ESO C con su profesora de Emprenedoria, Patricia Martínez. La peculiaridad es que ellos mismos han pensado qué actividades hacer para recaudar fondos y a quién destinarlos. En este caso los fondos (llevaban 305,70 euros hasta ayer) serán para la ONG Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres
A los alumnos les llamó la atención una exposición itinerante que ha organizado la entidad con los dibujos de los hijos de las mujeres maltratadas. A partir de allí, en clase, decidieron comenzar a investigar sobre el tema.

Manos a la obra

Para poner en marcha todas las iniciativas, los adolescentes han contado con la asesoría de una técnica de BBVA dentro de su campaña Valors de Futur. La intención era iniciar una campaña de ahorro. La profesora cuenta que frecuentemente esta campaña tiene como objetivo recaudar dinero para el viaje de fin de curso, pero en ese caso los jóvenes han decidido entregar los recaudado a una causa social.

Les ha tocado planificar, pensar qué productos venderían en el mercadillo, cuánto les costaría la materia prima, cuánto tiempo deberían emplear en hacerlos... Y también el mejor momento para venderlos. Hicieron pulseras, lazos y cajas de palomitas, entre otros. Además, ellos mismos se han responsabilizado de la gestión del dinero.

Pero las ideas no se quedaron allí. También organizaron una campaña de crowdfunding (micromecenazgo) vía web, que estará disponible hasta el 10 de mayo bajo el título ‘No queremos más víctimas por violencia machista»’para la cual grabaron incluso un vídeo (emprenedoriamartifranques4c.blogspot.com).

Una tarde también hicieron una sesión se cine en el propio instituto y tienen planteado organizar otro torneo, esta vez de fútbol, para sus compañeros.

La intención, no obstante, es no quedarse sólo en el ámbito del instituto, por lo que van a organizar también unas sesiones de bingo en residencias de mayores y una chocolatada popular en una escuela.

Daniela, una de las alumnas voluntarias, dice que está sorprendida por la reacción de la gente: «Han colaborado más de lo que pensaba», cuenta. «Con este proyecto hemos aprendido más que en una asignatura», reconoce.

Temas

Comentarios

Lea También