Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Mercat d’Antiquaris de TGN volverá el día 26 a Corsini, después de once años

Los paradistas abandonarán definitivamente la Rambla Nova, que en adelante se convertirá en un eje tan solo para eventos especiales como el Mercat de Nadal

Núria Riu

Whatsapp
Imagen de una de las ediciones del Mercat d’Antiquaris del pasado mes de agosto. FOTO: pere ferré

Imagen de una de las ediciones del Mercat d’Antiquaris del pasado mes de agosto. FOTO: pere ferré

Definitivamente se acaba el traslado. Los paradistas del Mercat d’Antiquaris, también conocido como de Sant Quadrat, abandonarán en los próximos días la Rambla Nova para regresar definitivamente a la Plaça Corsini. Así lo informó ayer por la tarde la presidenta de Espimsa, Elvira Ferrando, en el consejo de administración de esta empresa pública. La decisión fue aprobada con el sí de todos los asistentes excepto el representante del Partido Popular, que votó «no», y el representante de los vendedores, que se abstuvo.

La Empresa de Serveis i Promocions d’Iniciatives Municipals informará a los paradistas este mismo viernes, 19 de octubre, de que éste será el último día en el que podrán montar en la principal arteria del centro de Tarragona. Así, el último viernes de mes, en concreto el día 26, los anticuarios volverán junto al Mercat Central.

Los detalles del traslado los pactaron los representantes del colectivo de anticuarios que se reunieron el pasado día 3 con la concejal de Comerç y presidenta de Espimsa. En el encuentro se habló sobre los aspectos técnicos del traslado. Se acordó la utilización de toldos de color azul, para unificar la imagen de las paradas. Además, se pondrá un faldón del mismo color a las mesas y se aconsejó la utilización de carpas de color blanco. No se exigirá a los anticuarios que la vuelta ya se haga con la nueva estética. Así, la administración apunta que «vamos a dar un margen para que todo el mundo pueda adaptarse».

Un máximo de treinta paradas

El Mercat dels Antiquaris se celebraba en el tramo de la Rambla Nova, a partir de la Font del Centenari, desde abril de 2007. Cuando empezaron los trabajos de colocación de la carpa provisional, en la que debían instalarse los paradistas del Mercat Central, los anticuarios, igual que los marchantes, tuvieron que irse. 

Inicialmente se fueron a la Plaça Verdaguer, pero el cambio no tuvo el resultado esperado y perdió paradistas e interés. Así que finalmente en 2009 se trasladó a la Rambla. Lo que había nacido inicialmente como un mercado de arte –que posteriormente fue incorporando antigüedades, objetos de coleccionismo  y de segunda mano– encontró en el nuevo emplazamiento un espacio favorable. Sobre todo durante los meses de verano entre el turismo, lo que permitió ganar periodicidad. Pasó de celebrarse el primero y tercer viernes de cada mes a todas las semanas, y en estos momentos cuenta con un total de 28 marchantes. Entre los aspectos técnicos que se han regulado está que nunca podrá superarse la cifra de 30 paradas.

Las carpas se instalarán en el centro de la Plaça Corsini excepto en aquellas fechas puntuales en las que coincida con la celebración de otros eventos, como puede ser la Fira del Vi o la del Oli. En este caso, los puntos de venta se ubicarán en las calles Reding y Governador González. «Ahora sí, podemos decir que ésta es la última fase del traslado y que definitivamente hemos liberado la Rambla Nova», asegura Espimsa. La Rambla deja de ser definitivamente un escaparate de ferias y mercados. Con la ordenanza publicada en diciembre de 2017 tan solo se mantendrá en este eje el Mercat de Nadal. Tampoco se trasladarán los eventos tradicionales como son Sant Jordi y los actos de Sant Magí y Santa Tecla. 

Temas

Comentarios

Lea También