Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona COMERCIO

El Mercat reabre una década después para ser el "motor comercial de Tarragona"

El equipamiento ha estado cerrado 3.434 días por una ambiciosa reforma que se inició en octubre de 2007. Espimsa espera la afluencia de unas 20.000 personas hasta el sábado

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de este jueves del primer día de apertura del Mercat, que ha contado con una multitudinaria afluencia de compradores. FOTO: Lluís Milián

Imagen de este jueves del primer día de apertura del Mercat, que ha contado con una multitudinaria afluencia de compradores. FOTO: Lluís Milián

El nuevo Mercat Central ya es una realidad. Este jueves, 3.434 días después, vuelve a abrir al público el centenario edificio modernista que ha estado cerrado casi una década, desde que bajara la persiana el 11 de octubre de 2007 para someterse a una reforma que, en teoría, debía alargarse un máximo de cuatro años. Ahora –tras una década, infinidad de problemas y una inversión de más de 47 millones de euros–, el recinto inaugurado el 26 de diciembre de 1915 vuelve con energías renovadas para convertirse «en el gran motor comercial del centro de la ciudad», según indica el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), quien hace nueve años y medio ya cortó la cinta de la carpa que, teóricamente, debía ser provisional.

El máximo representante municipal se muestra convencido de que el inmueble –que cuenta con una superficie de 22.500 metros cuadrados– «será la locomotora que impulsará la actividad económica» del núcleo urbano, y relativizó la duración de las actuaciones. «Las reformas de los mercados de Bilbao y de Sant Antoni se han alargado más. Remodelar un edificio histórico y con la ciudad funcionando es muy complejo», aseguró el líder socialista.

Durante el primer día de actividad, la afluencia de compradores ha sido multitudinaria. De hecho, la empresa municipal que gestiona el Mercat –Espimsa– calcula que hasta mañana por la noche serán unas 20.000 las personas que acudirán al recinto comercial, que desde ayer también cuenta con un supermercado Mercadona de 1.600 metros cuadrados y que es el primero de nueva construcción en Catalunya con el nuevo modelo de eficiencia energética.

Satisfacción de las paradas

Especialmente emocionada se ha mostrado la presidenta de la Associació de Venedors del Mercat Central, Maria Virgili. La representante de los paradistas destacó el «gran esfuerzo» que «todo el mundo ha hecho para que hoy podamos estar aquí» y se muestra convencida de que la ciudad «cuenta con un Mercat para cien años más».

Durante las primeras horas de actividad los compradores han destacado la «amplitud» y la «iluminación» del emplazamiento, según indica un cliente habitual del espacio, como es Agustín Romano. Por su parte, el propietario del Hotel Urbis –situado en la Plaça Corsini–, Carles Segarra, se muestra esperanzado de que «sea un revulsivo para el comercio del entorno», si bien remarcó que «esperaba un mercado más cerrado, sin tanto espacio libre en el centro».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También