Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El PP denuncia la pancarta de apoyo a los presos colgada en el Ayuntamiento de TGN

Los populares también piden al alcalde Pau Ricomà (ERC) que comunique a los funcionarios que no lleven lazos amarillos

ACN

Whatsapp
José Luis Martín, portavoz del PP. FOTO: ACN

José Luis Martín, portavoz del PP. FOTO: ACN

El Partido Popular de Tarragona ha pedido a la Junta Electoral Central (JEC) que requiera al alcalde de Tarragona, Pau Ricomà (ERC), la retirada “inmediata” de la pancarta de apoyo a los presos independentistas que está colgada a la fachada del Ayuntamiento.

Los populares han considerado que la pancarta “atenta frontalmente contra el principio de neutralidad” de las administraciones públicas y han advertido el alcalde que no podrá “rehuir la ley y las consecuencias de su incumplimiento”.

También han registrado una moción para el plenario del 30 de septiembre pidiendo la retirada de la lona. A parte, han reclamado a la JEC que Ricomà comunique a los funcionarios municipales que no pueden lucir lazos amarillos en el ejercicio de sus funciones.

El portavoz del PP al Ayuntamiento de Tarragona, José Luís Martín, ha explicado que la pancarta vulnera el principio de neutralidad ideológica, igualdad y resoluciones de diferentes juntas electorales y del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. Además, Martín ha apuntado que Ricomà se puede llegar a convertir “en el alcalde más sectario que ha tenido la ciudad de Tarragona” y en un “agitador social”, y lo ha advertido que si “incumple la ley” tendrá que asumir las consecuencias.

Por otro lado, los populares han presentado una moción para el plenario que se tiene que celebrar el 30 de septiembre para pedir la retirada de la pancarta. En la sesión también se votará otro texto, en este caso del PSC, que apuesta para regular las fachadas de los edificios municipales. Los socialistas quieren que cualquier elemento que se coloque se tenga que aprobar por una mayoría cualificada de dos tercios.

La decisión de colgar la pancarta se aprobó en julio gracias al voto de calidad del alcalde, puesto que hubo un empate a doce votos por la ausencia de un regidor socialista, Berni Álvarez. Votaron a favor ERC, Junts per Tarragona y la CUP. En Comú Podem, socio de gobierno de ERC, se abstuvo, y el PSC, Ciutadans y PP votaron en contra.

De cara a una futura votación, el voto de los dos ediles de los Comuns será clave para el futuro de este símbolo. Si los dos se abstienen, los 13 ediles que suman el PSC, Cs y PP se impondrán a los 12 que tienen ERC, JxTGN y la CUP, con lo cual la pancarta ya no tendría el apoyo de la mayoría del plenario. El gobierno municipal siempre ha manifestado que acatará la decisión del plenario.

Temas

Comentarios

Lea También