Más de Tarragona

Tarragona Política

El PP ofrecerá la alcaldía de TGN a Pau Pérez para no romper el pacto con el PSC

La formación conservadora estudiará dejar el gobierno si Ballesteros y Floria siguen pese a que se les abra un juicio oral por el caso Inipro. Ofrecería esta alternativa «para llegar hasta las elecciones con estabilidad» 

O.Saumell/C. Pomerol

Whatsapp
El concejal de Hisenda, Pau Pérez (PSC), es la opción que quiere el PP para mantener el pacto. FOTO: Pere Ferré/dt

El concejal de Hisenda, Pau Pérez (PSC), es la opción que quiere el PP para mantener el pacto. FOTO: Pere Ferré/dt

El PP se «planteará» romper el pacto de gobierno con el PSC si el juez finalmente abre juicio oral contra el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, y la portavoz del gobierno municipal, Begoña Floria, por el caso Inipro. En un comunicado de prensa, los populares calificaron ayer como de «preocupante» la resolución que pone fin a la instrucción del caso Inipro y aseguran que estudiarán «a fondo» el documento del magistrado Joaquín Elías Gadea

Pese a ello, el Diari ha podido saber que la formación conservadora ofrecerá una alternativa a los socialistas para evitar llegar a este extremo y dejar sin efecto el acuerdo que firmaron en febrero de 2016. Los populares, liderados por José Luis Martín, pondrán sobre la mesa la posibilidad de que el alcalde y su portavoz dimitan en caso de que la justicia rechace los recursos que ahora presentarán para que sea el segundo teniente de alcalde, Pau Pérez (PSC), quien asuma la vara como máximo representante municipal. 

«Ésta sería una opción de transición hasta las próximas elecciones municipales. Pérez no tendría vocación de continuidad y permitiría mantener una cierta estabilidad hasta el mes de junio», afirman las fuentes consultadas por este periódico, las cuales resaltan que sería una opción que «evitaría dejar a Tarragona sin gobierno, en una situación que sería insostenible». 

Por su parte, a través de un comunicado, el alcalde Ballesteros quiso recordar que «continúa intacta la presunción de inocencia de todos los implicados», y añadió que la resolución no es firme, ya que la estimación de cualquier recurso podría acabar con el caso. «Ahora espero que el procedimiento se acelere y se cierre lo más pronto posible. Estoy seguro de que este es el camino para que todo quede claro», asegura el edil socialista.

La oposición pide la dimisión
Poco tardaron los partidos de la oposición en reaccionar. Las formaciones independentistas –CUP, PDeCAT y ERC– pidieron la dimisión inmediata del alcalde y de la portavoz del gobierno. Para la CUP –parte acusadora–, Ballesteros ya debería haber dimitido hace años «ya sea por una implicación como parte y cómplice de los hechos o por su incapacidad de dirimir responsabilidades», aseguraba ayer la portavoz de la formación anticapitalista, Laia Estrada, quien pidió a Ballesteros que no sea tan «cínico» como para pedir que se acelere el procedimiento «cuando sus abogados han intentado dilatarlo». 

Por su parte, ERC opina que se trata de unos delitos muy graves «como para seguir estando al frente de la ciudad. El portavoz de los republicanos, Pau Ricomà, aseguraba ayer que «Tarragona no se merece tener un alcalde acusado de haber usado en beneficio propio dinero de los ciudadanos». También piden la dimisión del que fue jefe de gabinete de Ballesteros, Gustavo Cuadrado, quien ahora es gerente de la Fundació Smart City. El portavoz del PDeCAT, Dídac Nadal, aseguraba ayer que «cada minuto que Ballesteros se mantenga en el cargo es una ofensa para la ciudadanía». Nadal acusa al alcalde de «vulnerar» los estatutos del PSC.

Por su parte, Ciutadans pide a Ballesteros un pleno extraordinario para dar explicaciones sobre el caso. «De no aceptar, pediremos su dimisión», aseguraba Rubén Viñuales, número 1 de la formación naranja en Tarragona. 

Josep Maria Prats (UpA), quien fue socio de gobierno de Ballesteros hasta hace un año, aseguraba ayer que «continúo creyendo en la honestidad y honoralibilidad del alcalde. Por eso no pido su dimisión», y añadía que «cuando firmamos el pacto –2016– nos explicó que no había hecho nada malo. Creo en su palabra». Por su parte, la portavoz de ICV-EUiA en el Ayuntamiento, Arga Sentís, decía ayer que «espero que el alcalde actúe con responsabilidad y tome una decisión pensando en lo mejor para la ciudad». Beatriz Pérez, concejal no adscrita, aconseja no juzgar antes de hora.

Temas

Comentarios

Lea También