Más de Tarragona

Rubén Viñuales, Sandra Ramos y Berni Álvarez se perfilan como posibles relevos de Ballesteros

La lentitud del proceso judicial por el caso Inipro descarta que pueda haber sentencia antes de las Municipales de 2023. El candidato se decidirá después de verano

Octavi Saumell

Whatsapp
Rubén Viñuales, Sandra Ramos y Berni Álvarez se perfilan como posibles relevos de Ballesteros

Rubén Viñuales, Sandra Ramos y Berni Álvarez se perfilan como posibles relevos de Ballesteros

El PSC cambia de ritmo. Viendo la lentitud con la que se está tramitando el proceso judicial del caso Inipro, la formación socialista ya ha decidido mover ficha y escoger este mismo año al relevo de Josep Fèlix Ballesteros como el próximo alcaldable en el Ayuntamiento de Tarragona. Así lo aseguran al Diari fuentes del partido con sede en la avenida Ramón y Cajal, que especifican que el proceso que se seguirá para designar al candidato de 2023 se iniciará «después de verano» para que el escogido sea ratificado «antes de Navidad». De esta forma, el partido que ostentó la alcaldía entre 2007 y 2019 –formando gobiernos de coalición tanto con ERC como con el PP– quiere tomar un nuevo rumbo un año y medio antes de la cita con las urnas. 

A las puertas, pues, de decidir el histórico relevo de Ballesteros, tres son los candidatos que se perfilan como los principales aspirantes para ser el nuevo ‘1’ socialista: Rubén Viñuales, Sandra Ramos y Berni Álvarez. El mejor posicionado es el exalcaldable de Ciutadans, quien el pasado mes de diciembre abandonó la formación naranja para ser el ‘2’ de Rosa Maria Ibarra en las Elecciones al Parlament del pasado 14 de febrero. Viñuales, con una experiencia de cinco años y medio en el Ayuntamiento, cuenta con la confianza de Salvador Illa y de la dirección nacional y, además, recientemente se ha afiliado al partido. La apuesta por el ex de Cs es toda una declaración de intenciones de cara a recuperar parte del votante que, desde hace años, se había alejado de los postulados socialistas. 

Quien lleva ya un cuarto de siglo en el PSC es Sandra Ramos, actual portavoz de la ejecutiva local y del grupo municipal, y última número ‘2’ de los socialistas en las listas de 2019. Hace meses que el nombre de Ramos aparece en todas las quinielas, incluso en las del Parlament y del Congreso. Sea o no la candidata, se da como hecho que Ramos, junto a Berni Álvarez, seguirá el próximo mandato en la candidatura.  
Precisamente, el nombre de Berni Álvarez ha ido cogiendo fuerza a lo largo de los últimos meses. Fichaje estrella de Ballesteros en 2019, ocupando el número ‘5’ de la candidatura, su buena relación con las entidades deportivas y el sector comercial y empresarial le han situado como una seria opción de futuro. La opción de Berni está bien vista, sobre todo, desde la militancia de Tarragona. Álvarez es la indudable referencia del baloncesto de la ciudad y, en base a la proyección política que pueda tener a medio plazo, decidirá su futuro como entrenador profesional del deporte de la canasta.  

 Sin juicio hasta finales de 2022
Uno de los motivos que ha llevado al PSC a avanzar la decisión es la imposibilidad de que el caso Inipro –que afecta al exalcalde Josep Fèlix Ballesteros y a la concejal Begoña Floria– tenga sentencia antes de las Elecciones Municipales de mayo de 2023. Inicialmente, la voluntad era la de esperar hasta ver la resolución definitiva del caso del presunto desvío de 276.000 euros desde el Institut Municipal de Serveis Socials (IMSST) al partido. Sin embargo, a día de hoy –y tras ocho años ya en el Juzgado– el caso aún no ha pasado a la Audiencia Provincial: hay recursos pendientes de resolver –como el de las acusaciones por los dos escritos de acusación presentados por la CUP y el que registrará en breve el Consistorio contra la denegación de su personación– y las defensas aún ni han presentado sus escritos. 

Además, aún no hay ni fecha para la celebración del mediático juicio en el Palau de Justícia, por lo que no se prevé que este pueda empezar antes de verano de 2022. Asimismo, debe tenerse en cuenta que las acusaciones –Fiscalía y CUP, tras la denegación al Ayuntamiento– han solicitado al juez la comparecencia de más de 60 testigos entre altos cargos municipales, trabajadores y exempleados del Institut Municipal de Serveis Socials (IMSST), además de policías judiciales y auditores del Estado. No será, pues, un juicio rápido ni se espera que la sentencia se publique en un breve plazo de tiempo.  

Toda esta situación invalida, además, la (remota) opción de que Ballesteros pudiera repetir, un hecho que él mismo ya ha descartado varias veces. En 2019 ya lo hizo a última hora y tras muchas dudas tras no tener a un heredero claro. Ballesteros tiene en estos momentos una suspensión temporal de militancia, tras serle aplicado el código ético del PSC a raíz de la apertura del juicio oral por el caso Inipro, y no la recuperará hasta que el caso llegue a su punto y final. La Fiscalía Provincial le pide cinco años y ocho meses de prisión, mientras que la CUP solicita una pena de 13. Asimismo, el Ministerio Público propone cuatro años y diez meses para la exportavoz municipal entre 2007 y 2019, Begoña Floria, si bien la formación anticapitalista sube esta calificación hasta los diez años.  

«Ricomà impulsa a Vox»
Según los estatutos, existe la posibilidad de que si no hay una candidatura de consenso puedan celebrarse primarias para elegir al relevo del único alcaldable que el PSC ha tenido en la ciudad de Tarragona en el siglo XX, como es Ballesteros, quien ha sido el número ‘1’ en la ciudad desde 2003, ejerciendo como candidato en cinco ocasiones consecutivas y ganando en las últimas cuatro. Pese a ello, el pacto de junio de 2019 entre ERC, Comuns, Junts y CUP dejó a los socialistas en la oposición por primera vez tras más de una década gobernando. 

Ahora, 24 meses después de los comicios que auparon a Ricomà (ERC) a la alcaldía, la dirección nacional del PSC se marca Tarragona como uno de los grandes objetivos para las Municipales de 2023. De hecho, es la capital de provincia catalana donde los socialistas tienen puestas más esperanzas en las elecciones locales que se celebrarán dentro de dos años. De aquí se explican las constantes visitas de un Salvador Illa que, precisamente durante una visita a Bonavista y Campclar del pasado domingo, destacó  el «impulso» que Ballesteros dio a Tarragona. Fuentes socialistas acusan a Ricomà de «tener olvidados los barrios de Ponent» para «incrementar la sensación de inseguridad e impulsar el voto a Vox» para intentar, de esta forma, aislar al PSC ante la previsible caída de Cs y la débil situación por la que pasa el PP. En el ecuador del mandato, la cuenta atrás para ordenar la casa de cara a 2023 ya ha empezado. Y no solo en el PSC.     

Rubén Viñuales: Candidato de Cs en 2015 y 2019

Rubén Viñuales. Foto: Pere Ferré

Rubén Viñuales (1983) es abogado y dio el salto a la política en 2015, cuando fue el alcaldable de Ciutadans. Ese año logró ser la segunda fuerza del pleno municipal, con cuatro concejales, posicionándose como la gran alternativa al PSC de Josep Fèlix Ballesteros. En 2019 repitió como candidato, pero pese a obtener más votos se quedó en los mismos cuatro ediles. A finales de diciembre de 2020 dio el paso, se dio de baja de la formación naranja y ocupó el número ‘2’ del PSC en las elecciones autonómicas del pasado 14 de febrero. Su buena conexión con Salvador Illa le sitúan en pole position para tomar el mando del grupo municipal en 2023. 

Sandra Ramos: Número 2 en 2019 y portavoz municipal

Sandra Ramos (1977), gerente de una spin off de la URV, es concejal del Ayuntamiento de Tarragona desde junio de 2019 tras ocupar el número ‘2’ de la última candidatura liderada por el hasta entonces alcalde Josep Fèlix Ballesteros. Militante socialista desde 1996 –cuando tenía 19 años– acredita una larga trayectoria en la formación socialista. De hecho, fue la candidata de la demarcación en las elecciones europeas de 2009 y, en 2015, fue la ‘12’ de la lista municipal del PSC. A nivel orgánico es la portavoz de la ejecutiva local socialista y del partido en la Plaça de la Font. Su nombre también había sonado como posible diputada.    

Berni Álvarez: Fichaje estrella de Ballesteros en 2019

Berni Álvarez. foto: O. Saumell

Berni Álvarez (1971) nunca había estado vinculado a la política hasta 2019, cuando fue el fichaje estrella de Josep Fèlix Ballesteros. Ese año ocupó, como independiente, el número ‘5’ de la candidatura socialista. Referente indiscutible del baloncesto de la demarcación, desde hace dos temporadas compagina su labor en la Plaça de la Font con la de entrenador del Club Bàsquet Tarragona (CBT) en la LEB Plata. Su trabajo en los últimos 24 meses –con una especial trascendencia en el ámbito deportivo, comercial y empresarial– le ha valido para ser una opción cada vez mejor vista por gran parte del partido con sede en Ramón y Cajal. 

Temas

Comentarios

Lea También