Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Passeig de la Independència de TGN debe der la puerta de acceso al Francolí

El POUM prevé que las viviendas y naves junto al Passeig de la Independència sean reubicadas

NÚRIA RIU

Whatsapp
Los edificios del costado más próximo al río deben desaparecer para abrir la ciudad al Francolí. FOTO:  PERE FERRÉ

Los edificios del costado más próximo al río deben desaparecer para abrir la ciudad al Francolí. FOTO: PERE FERRÉ

Los vecinos de esta parte de la ciudad recuerdan como, en cuestión de años, este eje ha pasado de ser una calle de trabajo, por la que se movían los cerca de 800 empleados que tuvo la antigua fábrica de tabacos, a una zona degradada en la que a duras penas hay viandantes.

Frente a la fachada principal de Tabacalera sobrevive un par de negocios y un bloque de viviendas. La zona de naves fue adquirida hace relativamente poco por el Ayuntamiento, que habilitó el aparcamiento disuasorio. Puede decirse que fue una primera operación de compraventa que debe seguir con el resto de inmuebles situados en el costado más próximo al río.

Y es que, según el POUM, en un futuro toda esta zona será un espacio verde. Los propietarios de los negocios y viviendas deberán ser realojados y esto debe transformarse en la gran puerta de acceso al río Francolí.

No hay un calendario para llevar a cabo esta intervención. Los afectados consideran que puede activarse en cualquier momento, aunque la mirada está más en el medio o largo plazo que en el corto. Esta situación de transitoriedad ha condicionado a los escasos propietarios que viven o trabajan en este entorno, ya que no han impulsado las mejoras necesarias.

¿Cuándo se moverá ficha? Aunque el discurso sobre compactar la ciudad estuvo muy presente durante la pasada campaña electoral del mes de mayo, el desarrollo urbanístico del entorno alrededor del Francolí siempre se había dejado para más adelante. Hay varios factores que entran en juego y sobre los que hay interrogantes. En primer lugar, qué acaba pasando con el edificio de la Tabacalera. El plan funcional que se presentó esta primavera ya dibujaba los edificios fuera y un centro de la ciudad que se abría al Francolí. El nuevo Consistorio debe estudiar ahora qué hace.

Aunque hay un segundo factor, y éste está relacionado con el futuro de los tanques de CLH, al otro lado del río. El plan general también los dibuja fuera. La empresa no quiere irse. Hay un recurso contencioso administrativo, con un sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, en la que el juez anuló el POUM. Fue en una primera resolución, recurrible, sin que haya habido la sentencia definitiva. Esto también marcará el futuro.

Temas

Comentarios

Lea También