El Penedès brinda con xarel·lo su reconocimiento como Veguería

Hace más de una década que el territorio reivindica su identidad bajo la presión de Tarragona y Barcelona

José M. Baselga

Whatsapp
Los representantes del Penedès que acudieron al Parlament brindando. Foto: ACN

Los representantes del Penedès que acudieron al Parlament brindando. Foto: ACN

El Penedès ya tiene el reconocimiento del Parlament como veguería en la división territorial de Catalunya que está aprobada desde 2010 pero que estaba pendiente de aplicar.

Desde hace más de una década que los territorios del Penedès histórico (Baix Penedès, Alt Penedès, Garraf y parte de Anoia) reclaman el reconocimiento territorial, social y político entre las grandes áreas urbanas de Tarragona y Barcelona.

Mayoría

La Veguería del Penedès la forman el Baix Penedès, Alt Penedès, Garraf y gran parte de los municipios del Anoia, a excepción de ocho de ellos. La proposición la habían presentado los grupos de JxSí, PSC, CSQP y CUP. Pero finalmente también ha tenido los votos en contra de C’s y PP.

La consecución de un reconocimiento largamente argumentado fue brindado, como no podía ser de otra manera con vino xarel·lo, una variedad identificativa del Penedès.

«Supone un reconocimiento a la dignidad del territorio», señala Fèlix Simón, representante de la Plataforma per una Vegueria Pròpia que ha encabezado la reivindicación penedesenca. Medio centenar de representantes de las cuatro comarcas quisieron asistir a ese reconocimiento del Penedès en el Parlament.

Agilidad

Pero el territorio reclama ahora que no quede en una declaración formal y reclama al Govern de la Generalitat que «haga los deberes» y acelere la aprobación del Pla Territorial Parcial del Penedès y despliegue el ámbito funcional.

No obstante el reconocimiento jurídico de la veguería exige un cambio normativo a nivel del Estado ya que supone un ordenamiento territorial diferente al de las provincias. Y en el caso de la del Penedès tiene la dificultad añadida que la veguería penedesenca está repartida entre Tarragona (Baix Penedès) y Barcelona (Alt Penedès, Garraf y Anoia).

Desarrollo

Pero el reconocimiento del Parlament sí que permite desarrollar el Pla territorial y el ámbito de planificación que ha de permitir estructurar y pensar el Penedès como un conjunto a la hora de programar crecimientos, desarrollar infraestructuras y planificar su desarrollo turístico, industrial e incluso urbano.

El vicepresidente tercero del Consell Comarcal del Baix Penedès, David Godall (PdCat) destacó que la comarca ha sido siempre rótula entre las áreas de Barcelona y de Tarragona. Y ser rótula tiene ventajas e inconvenientes.

Tierra de nadie

Godall señaló el debate interno que ha habido en el Baix Penedès sobre si se quedaba en el Camp de Tarragona, o se incorporaba a la Vegueria del Penedès. Ya la decisión ha sido unánime.

El que también es alcalde de Bonastre dijo que durante décadas el Baix Penedès se ha sentido en tierra de nadie. También olvidado desde Tarragona. Así que la apuesta ha sido la de «tener una identidad propia». Y señala el convencimiento de las potencialidades del Penedès. «El vino, el territorio, la potencialidad industrial... Nos ha hecho decantar la balanza por el Penedès».

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También