Más de Tarragona

La Autoritat Portuària entra en el accionariado de la Terminal Intermodal de Monzón, en Huesca

Con esta operación Port de Tarragona busca mejorar los servicios que da a los clientes de su zona de influencia además de empujar su estrategia de potenciar la actividad de carga general

C. D.

Whatsapp
La Terminal Intermodal de Monzón, en Huesca. FOTO: PORT

La Terminal Intermodal de Monzón, en Huesca. FOTO: PORT

El Port de Tarragona sigue creciendo tierra adentro. El pasado mes de junio se hizo oficial la entrada de la empresa tarraconense en el accionariado de la Terminal Intermodal de Monzón (TIM Monzón). El objetivo de esta operación es simple: mejorar los servicios que da a los clientes de su zona de influencia. La de Monzón (Huesca) es una infraestructura fundamental en el desarrollo de negocio del Port, básicamente para su estrategia centrada en potenciar la carga general. Además, esta operación permite aumentar la capacidad y el volumen de tráficos como los agroalimentarios (principalmente, cereales para fabricar pienso).

Para entrar en el accionariado el Port ha tenido que desembolsar 147.100 euros. El movimiento se alinea con la nueva estrategia, orientada a potenciar los cereales a granel y la carga general. «Como puerto que tiene una terminal de contenedores, también nos interesa este aspecto y de hecho, por eso hemos terminado apostando por TIM Monzón. No buscamos exclusivamente puertos secos de productos agroalimentarios, queremos también que sean versátiles», indica la directora del departamento comercial y desarrollo de negocio del Port, Genoveva Climent.

Aragón, una zona estratégica

La vinculación de la infraestructura tarraconense con Aragón no es nueva. Las empresas ganaderas aragonesas son las grandes consumidoras de los productos agroalimentarios que llegan a España por el Port. A su vez, estas mismas empresas vuelven a usar la puerta al Mediterráneo para la exportación de productos siderúrgicos, animales vivos, fruta en contenedor y mercadería general.

Los datos son claros en lo que se refiere al potencial económico de la planta oscense. La Terminal Intermodal de Monzón movió durante el año 2020 un total de 67.705 TEUs —contenedores de medida estandarizada de 20 pies—. Y para este 2021, la previsión es que siga creciendo. Todo ello avala la operación planeada por el Port: entrar en el accionariado para potenciar el tráfico de la carga general.

En las previsiones de TIM Monzón se encuentra también ampliar sus conexiones, algo que permitiría la entrada en el accionariado tanto del Port de Tarragona como el de Barcelona. De hecho, actualmente la terminal mueve una media semanal de entre dos y tres trenes sólo con las instalaciones marítimas tarraconenses. El tráfico de cereales a granel es una de las apuestas de futuro del Port. Lo demuestran el acceso a la TIM Monzón y también el memorándum para la gestión de la Terminal Intermodal de La Boella, la Zona de Actividades Logísticas o Port Tarragona Terminal Guadalajara-Marchamalo.

Temas

Comentarios

Lea También