Más de Tarragona

El Port iniciará el traslado a la antigua sede a comienzos de septiembre

A posteriori se abrirá un concurso para el alquiler de las plantas uno y dos del edificio, que se han habilitado como oficinas

NÚRIA RIU

Whatsapp
Aprovechando las obras de rehabilitación del antiguo edificio
se ha urbanizado el entorno.  FOTO: PERE FERRÉ

Aprovechando las obras de rehabilitación del antiguo edificio
se ha urbanizado el entorno. FOTO: PERE FERRÉ

La Autoritat Portuària de Tarragona quiere iniciar el curso escolar de vuelta a la antigua sede, que ha sido reformada en su totalidad por tal de adaptar este singular edificio a los nuevos tiempos. Según ha confirmado esta institución, a principios del mes de septiembre se iniciará la mudanza, lo que supondrá la culminación de un largo proceso de recuperación de un inmueble en desuso desde finales de 2010.

Las obras han finalizado tanto en el interior como en el exterior. Tan solo se están ultimando algunos aspectos relacionados con el mobiliario y quedarán pendientes los trabajos de señalización interna. De hecho, el traslado estaba fijado para inicios del mes de agosto. No obstante, «se ha retrasado por problemas de suministro, ya que faltaban algunos muebles», indican fuentes del Port de Tarragona.

Construido en 1978 por el arquitecto Josep Maria Garreta, el edificio histórico será la futura sede institucional del puerto. Así el despacho del presidente del Port, Josep Maria Cruset, ocupará la cuarta planta del inmueble. Compartirá las dependencias con el departamento de relaciones institucionales, mientras que la dirección general, la secretaria general y el departamento de comunicación e imagen estarán en el tercer piso. Las dos plantas superiores será para Salvamento Marítimo y Port Control, que podrá hacer uso de las impresionantes vistas que ofrece la terraza para estar al tanto de todo lo que ocurre en aguas portuarias.

Finalmente, los dos primeros pisos se han habilitado para oficinas en alquiler, una opción que se hará vía concurso. No obstante, esta parte se deja para más adelante, ya que en un primer momento quiere conocerse «cómo funciona» el edificio antes de redactar las bases con los usos permitidos.

Aprovechando el traslado, también se harán cambios en la organización y racionalización de los espacio de la actual sede, que acogerá las dependencias administrativas. De esta forma, el departamento de recursos humanos ganará superficie, para cursos de formación.

Cerca de 25 trabajadores de los 253 que en total suma la Autoritat Portuària de Tarragona se trasladarán a las nuevas dependencias, en las que se ha invertido la cifra de 4,7 millones de euros para su reforma integral.

Temas

Comentarios

Lea También