El Puente impulsa el Mercat de Nadal de Tarragona

Los paradistas detectan una caída de las ventas respecto a otros años y acusan a la crisis derivada de la covid-19

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
El tramo de la Rambla que acoge el mercado, con mucha actividad ayer al mediodía.  FOTO: PERE FERRÉ

El tramo de la Rambla que acoge el mercado, con mucha actividad ayer al mediodía. FOTO: PERE FERRÉ

La decena de casetas de madera ubicadas en la Rambla Nova, a la altura de las Teresianas, desde el pasado 26 de noviembre ya muestran que el de este año es un Mercat de Nadal diferente. Y es que los paradistas lamentan que han detectado que las ventas han caído respecto al 2019 y al 2020 y creen que se debe a la crisis económica derivada de la covid-19. No obstante, celebran que estos días de puente han sido como un punto de inflexión que ha animado el negocio. Ayer al mediodía, de hecho, en el tramo en cuestión de la Rambla había bastante movimiento de personas, muchas de las cuales se plantaban ante las casetas a mirar y comprar.

«Se nota que estamos en crisis y que la gente va más justa, no gastan tanto en una compra», señalaba Joan Bartolomé, uno de los paradistas que vende mayoritariamente figuras y accesorios para el Belén. Por otra parte, Maria Antonia Estivill reconocía también que el puente está dando vida al Mercat de Nadal, aunque apuntaba que el viento y el frió del fin de semana les perjudicó y «hoy hay más movimiento». La responsable de la parada vende todo tipo de productos navideños, desde bolas y accesorios para los árboles hasta figuras y plantas. «Lo que más sale es el eucalipto y lo que menos todo lo relacionado con el Belén, parece que las tradiciones se están perdiendo», señalaba Estivill, que recordaba que «el año pasado vendimos más que este pero porque apenas éramos cuatro paradas, pues por la pandemia muchas no se atrevieron a venir».

Un poco más arriba se encontraba Jose Maria Mora, de la Floristeria Loli de la Ametlla de Mar, que viene por primera vez al Mercat de Nadal de Tarragona y estos días de puente también ha notado que «la cosa se ha animado». En su caso, vende «sobretodo poinsettia, muérdago y toda clase de verdes y abetos». Finalmente, Raquel Ardid, trabajadora de Vallribera Art Floral, un negocio de Riudoms que cada año se instala en la Rambla Nova para estas fechas, comentaba que «es la primera vez que vengo al Mercat de Nadal pero si que otros paradistas me comentan que no está yendo tan bien como otros años y otras compañeras me dicen que en Reus es otro mundo, aquí pasa mucha gente también pero apenas compran».

Mitad de espacio, mismo precio

Ciertamente, el aspecto del Mercat de Nadal de este año es mucho más navideño que cuando las casetas eran de lonas blancas. No obstante, los paradistas critican que con las casetas de madera el espacio se ha reducido a la mitad pero siguen pagando la misma tasa de ocupación: 1.500 euros por la caseta y 800 si tienes plantas en el exterior. «Tenemos que trabajar mucho para que salgan los números», lamentaba Bartolomé, que defendía que «para la ciudad es un plus tener el mercado, nos deberían cobrar algo simbólico». Asimismo, José, otro paradista, decía que «pagamos casi el doble que el año pasado por mucho menos espacio y no nos han dejado otra opción. Es una vergüenza».

Temas

Comentarios

Lea También