Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El SEM activa una base de ambulancias en el Hospital Joan XXIII

El vehículo de transporte urgente cuenta por turno con médico, enfermero y técnico-conductor.  Hoy se pone en marcha a partir de las ocho de la mañana.

Jordi Cabré

Whatsapp
Una ambulancia del SEM en la puerta de Urgències del hospital Joan XXIII. FOTO: Pere Ferré

Una ambulancia del SEM en la puerta de Urgències del hospital Joan XXIII. FOTO: Pere Ferré

El Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) abrirá mañana martes una base estratégica en el hospital Joan XXIII de Tarragona, cerca del servicio de Urgències. En ella se colocará una ambulancia medicalizada, que en el argot de Salut es una Unidad de Soporte Vital Avanzado (USVA) que cuenta con técnico-conductor, enfermero y médico.

Hay USVA que sólo tienen técnico-conductor y enfermero. Este tipo de vehículo también de transporte urgente está situado en las bases de Montblanc (Conca de Barberà) y de El Vendrell (Baix Penedès).

La puesta en marcha mañana de esta base de operaciones en el Joan XXIII es la culminación de una larga reivindicación social y política en la ciudad, ya que con la nueva concesión de transporte sanitario urgente en la región del Camp de Tarragona, concurso que ganó la empresa Egara Lafuente, la ciudad se quedaba sin base de ambulancia medicalizada.

Las cuatro previstas en el lote se repartían por las comarcas del Camp de Tarragona junto a los tres VIR (vehículo de intervención rápida), pero ninguno estaba previsto en la capital.

Reus tenía ambulancia medicalizada (con médico), El Vendrell y Montblanc (sólo con enfermero) y la cuarta aún no existía. A cambio se situaban tres VIR: uno en el Edifici 112 (a caballo entre Tarragona y Reus), otro en Torredembarra y el tercero en la base de Alcover (Alt Camp).

Quejas

La distribución inicial de vehículos de transporte urgente tuvo sus quejas sociales y políticas, ya que la capital de la provincia y con dos de los grandes hospitales de la demarcación carecía de una base de ambulancia medicalizada.

El SEM justificaba por aquel entonces de que era importante que estuvieran bien distribuidos por el territorio, ya que el lugar de destino era, en caso de gravedad, el hospital de referencia, el Joan XXIII.

La ambulancia relevó en verano a uno de los VIR, que está en la reserva en la base logística del polígono de Riuclar

Pero la situación técnica inicial ha ido cambiando a peticiones de carácter político y a demandas sociales. Y el último cambio del mapa de las bases de transporte urgente en la región trae mañana martes la puesta en marcha de la base de la ambulancia medicalizada en el Joan XXIII.

El triángulo de la zona más poblada

La gran población habitual y puntual situada entre las dos grandes ciudades, Tarragona y Reus, y la zona turística de Salou-Cambrils-La Pineda, motivó que se estableciera una nueva estrategia para cubrir el territorio: el triángulo de las bases de ambulancias medicalizadas.

En mayo, la ambulancia del CAP Sant Pere pasó al hospital Sant Joan de Reus y ahora la del Edifici 112 al Hospital Joan XXIII. Faltará para final de año el tercer punto del triángulo: Cambrils.

Así, los dos hospitales más grandes de la provincia, el citado Joan XXIII y el Sant Joan de Reus tienen en sus instalaciones una base con ambulancia medicalizada y la tercera está en proceso administrativo. Las otras dos siguen ubicadas en Montblanc y El Vendrell.

Por contra, uno de los VIR se ha quedado en la base logística del SEM, situada en el polígono de Riuclar. Está en la reserva por si alguno de los actuales VIR se estropea.

Temas

Comentarios

Lea También