Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Sant Magí más refrescante se vive en la Plaça Corsini

Sandía y Watermelon Pool fueron el principal aliciente de una jornada que tuvo a la presidenta de los vecinos de Bonavista como protagonista

Núria Riu

Whatsapp
Los más pequeños disfrutaron de la sandía que se repartió en la Plaça Corsini. FOTO: Pere Ferré

Los más pequeños disfrutaron de la sandía que se repartió en la Plaça Corsini. FOTO: Pere Ferré

No hubo traje de Isabel Pantoja ni disfraces. Loli Gutiérrez, presidenta de la Associació de Veïns de Bonavista, eligió un típico bañador de toda la vida para lanzarse a la piscina de la Watermelon Pool. «He estado pensando en qué ponerme, pero luego los complementos se mojan y pesan mucho», aseguraba después de remojarse. Una decisión acertada ya que Gutiérrez se sumergió hasta en una decena de ocasiones en poco más de un cuarto de hora. Pese a ello, no perdió la sonrisa y aseguraba que «ha sido una experiencia muy bonita».

Gutiérrez iba acompañada de su hijo, Jordi Martínez, quien, de hecho, fue el culpable de que su madre acabara remojada dentro de la piscina. «Vio la propaganda y que esta vez podía apuntarse quien quisiera, y como el próximo 25 de noviembre hacemos el 50 aniversario de la asociación, y siempre falta dinero para las fiestas, pensamos que sería una buena oportunidad», explicaba, resaltando con orgullo que es la asociación más antigua de la ciudad. Y la respuesta de la madre no decepcionó: «Pa’lante», asegura que fue su contestación. Así es que se pusieron manos a la obra. «Hemos movilizado todo el barrio y parte de media España», explicaron. Y Loli Gutiérrez, acompañada de una buena comitiva de Bonavista, ayer estaba en la Plaça Corsini como flamante ganadora. «El agua estaba súper caliente y no deja de ser una piscina», añadía.

Loli Gutiérrez se sumergió para las fiestas de Bonavista. FOTO: Pere Ferré

La entidad conocerá a lo largo del día de hoy la cantidad exacta de dinero que se llevará, ya que la piscina permaneció abierta hasta las dos de la madrugada. Tan solo durante las dos horas de la mañana se habían realizado cien partidas, lo que esta asociación de vecinos había ganado cien euros.

Visto y no visto

Gutiérrez salía del agua cuando a escasos metros seguían repartiéndose las últimas tajadas de sandía. Y es que en poco más de 40 minutos se agotaron las 300 raciones que se habían preparado. La Sindriada es uno de los principales atractivos de las fiestas. «Yo no me lo pierdo nunca. Tan solo el año pasado, que estaba lloviendo y pensé que la suspenderían no vine y después me enteré de que se había hecho», decía Aurora Fortuny. Junto con su nieta esperaban pacientemente con el tíquet, que valía 50 céntimos, y les daba derecho a una porción de sandía y estuche-nevera, gentileza de Basf. 

Sin embargo, la fiesta no acababa tras agotarse esta refrescante fruta. La música se quedó para  la noche, cuando empezó el concierto de La Sindriada. Uno de los platos fuertes de la jornada estaba previsto sobre las 11 horas de la noche, cuando salió al escenario el grupo de Sabadell Luand. Los ganadores del concurso musical del verano impulsado por TAC 12 y la Cooperativa Combinats presentaron al público tarraconense las músicas del álbum ‘Desperta’, que veía la luz a finales del pasado mes de enero. Además, actuarán en las Nits Daurades de Salou.

Temas

Comentarios

Lea También