Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Síndic de Greuges de la URV ha reducido sus actuaciones a la mitad

Josep Canício realizó 34 actuaciones a lo largo del pasado curso, por las 63 que llevó a cabo en el ejercicio 2014/15

Carlos Domènech Goñi

Whatsapp
Imagen del Campus Catalunya de la Universitat Rovira i Virgili. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Imagen del Campus Catalunya de la Universitat Rovira i Virgili. FOTO: LLUÍS MILIÁN

El Síndic de Greuges de la Universitat Rovira i Virgili realizó, el pasado curso 2015-16, 34 actuaciones de atención, orientación o quejas. Esta cifra se ha reducido casi a la mitad con respecto a la del curso 2014-15, que se cerró con 63 actuaciones.

Según expresaba el Síndic, Josep Canício, «no hemos detectado claramente a qué se debe esta reducción». Sobre la mesa existen distintas hipótesis. La primera, que los estudiantes no conocen la figura del Síndic. Pero como apuntaba Canício, «si esto fuera así, otros años ya se hubiera repetido». La segunda tiene relación con problemas estructurales: «Quizás hay gente que no acude a nosotros por miedo a repercusiones negativas», explicaba el mismo.

La tercera hipótesis, y según Canício «la más probable», se debe al acierto de otros organismos de la universidad que han podido resolver el problema sin tener que llegar al Síndic. «A fuerza de plantearse situaciones puntuales, los organismos ya han constatado con anterioridad lo que pasaba y se ha solucionado», explicaba Canício, y añadía que «esto se debe a la mejora de la universidad».


Quejas económicas
Gran parte de las actuaciones que ha llevado a cabo el Síndic, concretamente un 32,35%, tienen que ver directamente con el dinero. El importe de las matrículas, la renuncia a asignaturas, la denegación o dificultades para acceder a las becas o la imposibilidad de expedición de certificados o títulos por cantidades de pago pendientes son algunos ejemplos.

Las quejas de carácter meramente académico representan un 26,47% de las actuaciones. Las que tienen un carácter administrativo llegan al 23,52%; las derivadas del trato interpersonal suman un 11,78%, y las de funcionamiento genérico de la universidad, un 5,88%.


Los estudiantes y el Síndic
Tal y como apuntaba Canício, «la mayoría de los estudiantes no conoce la figura del Síndic». Según el mismo, esto se debe a que «las carreras no son muy largas, los estudiantes están de paso y muchos se concentran tanto en los estudios que no quieren interesarse por otras cosas».

Por este motivo, como apuntaba Canício, «hemos hecho difusión a nivel web y nos reunimos con el consejo de estudiantes». Sin embargo, el mismo reconocía que «tenemos que profundizar más en este asunto».

El desconocimiento por parte de los estudiantes no es un hecho aislado. Según expresaba Canício, «la situación del Síndic de la URV se repite en muchas otras universidades catalanas». Aunque, como deseaba él mismo, «la figura del Síndic desaparecerá tarde o temprano. La función definitiva del Síndic de Greuges es ser innecesario. Eso significará que en la universidad todo va bien».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También