Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Síndic de Greuges investigará la liberación de moscas transgénicas

La empresa británica ha asegurado al 'Diari' que no hay ningún riesgo para las personas o el medio ambiente
Whatsapp
La experimentación se llevaría a cabo en un campo de olivos de Mas de Bover. Foto: josé carlos leon/dt

La experimentación se llevaría a cabo en un campo de olivos de Mas de Bover. Foto: josé carlos leon/dt

El Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, investigará el alcance del proyecto de la empresa británica Oxitec para liberar dos millones de moscas transgénicas un campo experimental aislado en la finca que el Institut de Recerca Tecnologia Agroalimentària (IRTA) tiene en Mas de Bover, en el término municipal de Constantí. Teniendo en cuenta que este proyecto todavía no tiene la autorización de la administración –una decisión que se tomará el próximo mes de septiembre por parte de una comisión de la Generalitat–, Ribó quiere conocer los criterios que fundamentarán la decisión de autorizar el experimento o no. Por eso, se ha dirigido a los departamentos de Territori i Sostenibilitat y de Agricultura para pedir información sobre la solicitud de esta empresa británica.

Señala que según la información que ha trascendido, el objetivo del experimento sería erradicar la mosca del olivo a partir de la liberación semanal de 5.000 moscas modificadas genéticamente. En concreto, la intención es que las moscas transgénicas macho se emparejen con las moscas nativas hembra hasta que la población autóctona acabe desapareciendo.

Las críticas de los grupos ecologistas se basan en los riesgos que la liberación de los insectos puede comportar para la biodiversidad y para la producción del olivo. A pesar de que la idea es soltar las moscas en un recinto delimitado por una valla, podrían traspasar el área de seguridad y extenderse de forma descontrolada.

El Síndic ha abierto la actuación de oficio para garantizar el cumplimiento de los derechos a la protección de la salud y a un medio ambiente adecuado recogidos en la Constitución.

La empresa replica

Un portavoz de la empresa británica Oxitec aseguró al Diari que dicho experimento no conlleva «ningún riesgo para las personas o el medio ambiente».

Respecto a las preocupaciones que tienen los agricultores de producción ecológica sobre las posibles afectaciones que podrían provocar estas moscas transgénicas, desde la empresa se asegura que «no hay ningún problema para los agricultores orgánicos».

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También