Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Síndic pide a Educació que escuche las quejas del alumnado de la EOI

La recomendación llega dos meses después de la puesta en marcha de la Agència Tributària de Catalunya en el edificio
Whatsapp
Los alumnos han reclamado desde su traslado a la Chartreuse la tercera planta de la licorería. Foto: LLUÍS MILIÁN

Los alumnos han reclamado desde su traslado a la Chartreuse la tercera planta de la licorería. Foto: LLUÍS MILIÁN

El Síndic de Greuges emitió ayer un comunicado anunciando que ha dirigido al Departament d’Educació varias recomendaciones para resolver el conflicto surgido con los estudiantes de la Escola Oficial d’Idiomes (EOI) de Tarragona desde que estrenaron su sede en la Chartreuse. El anuncio sorprende ahora tras la ocupación ya consolidada de la Agència Tributària de Catalunya–empezó el 24 de noviembre– en la tercera planta de la antigua licorería, precisamente el espacio reclamado por los estudiantes.

El Síndic Rafael Ribó ha propuesto a la Generalitat que se evalúe si el espacio ofrecido con las dos plantas del inmueble se adecúa al pleno desarrollo de las funciones de la EOI –según el ente autonómico es más que suficiente y según el profesorado y los estudiantes faltaría más espacio–. También pide que se analice la toma de posibles medidas para satisfacer la demanda de este colectivo estudiantil.

Ribó también ha sugerido al Departament d’Educació que reciba a los estudiantes para escucharlos y valorar su petición respecto a las necesidades de condiciones y de espacio.

La intervención del Síndic estuvo motivada por la queja de un estudiante, en representación del alumnado de la EOI, en desacuerdo con las condiciones y destino del uso de los espacios de la EOI de Tarragona. El escrito de queja recibido exponía que el mes de septiembre de 2013 se les había comunicado que la última planta del edificio donde estaba la EOI no se destinaría finalmente al uso educativo.

Protestas sordas

Alumnos y profesores habían manifestado su disconformidad con esta decisión porque consideraban que suponía la pérdida de un espacio que estaba destinado inicialmente a los servicios de biblioteca escolar, una sala de autoaprendizaje, una sala de estudios, un laboratorio o zona de audiovisuales, un aula para los cursos monográficos o para otras actividades (grupos de conversación de alumnos o espacios de intercambio de parejas lingüísticas y otras actividades), una sala de profesores y un salón de actos para todas las actividades relacionadas con el escuela, que requieren un espacio más grande.

Según El Departament d’Educació, todos los grupos disponen de espacios adecuados en aulas ordinarias y, además, la organización horaria permite el uso compartido.

También destaca la Generalitat que todos los departamentos de la EOI, independientemente del número de profesores que tengan, disponen de un espacio propio para cada idioma, y también cualquiera de los espacios puede ser utilizado tanto para hacer formación como para reuniones.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También