Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell busca la cuadratura del círculo para un gobierno estable

La suma de PSC y CiU no es suficiente y se necesitarían al menos otros dos partidos, pero nadie se decide a dar el paso
Whatsapp
La candidata de CiU a El Vendrell, siguiendo la jornada electoral. Foto: JMB

La candidata de CiU a El Vendrell, siguiendo la jornada electoral. Foto: JMB

En El Vendrell la configuración de un gobierno a base de pactos exige al menos la participación de cuatro partidos, pero algunos de los que han tenido representación como el PP (2) ya han dicho que no participarán un multimix con el único objetivo de tener poder.

Descartado el PP para un multipacto, otras formaciones como la CUP, Sí Se Puede (Podemos)o Ciutadans también sopesan el coste que puede suponerles el entrar en un multigobierno junto a los partidos a los que han criticado durante la campaña electoral. En este sentido valoran la posibilidad de permanecer en la oposición para fiscalizar la acción del gobierno.

En esa valoración, en el seno de los partidos que han entrado con fuerza en el Consistorio, destacan que además, PSC y CiU son los que han tenido un mayor castigo. Ayer ya comenzaron las llamadas entre los diferentes partidos para analizar las posibilidades de acuerdos en los que el PSC, pese a haber perdido 3 concejales espera liderar ese gobierno. Por su parte CiU sigue con la reflexión interna tras perder tres concejales y quedar con 3 como Ciutadans o PxC. A pesar del bajonazo de PxC, los convergentes sólo han podido conseguir 65 votos más que los obtenidos por August Armengol.

 

Ostracismo de PxC

Precisamente los resultados de PxC, que ha bajado de 5 concejales a 3, van a relegar al ostracismo al partido. Tanto CiU como PSC, ERC, CUP y Sí Se Puede han señalado al partido de Armengol como la línea roja que no debe cruzarse.

Así, de momento nadie se atreve a aventurar cómo será la gobernabilidad en la capital del Baix Penedès. La negociación que ya ha comenzado es la clave. Pero sin embargo se aventura muy complicada por la disparidad ideológica de las formaciones que han logrado representación y además con un buen número de votos que les respaldan.

 

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También