Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell y Calafell intentan un complicado encaje de bolillos

Los dos consistorios han quedado muy fragmentados
Whatsapp
El cabeza de lista del PSC de El Vendrell, Martí Carnicer. Foto: ACN

El cabeza de lista del PSC de El Vendrell, Martí Carnicer. Foto: ACN

La dificultad de formar gobiernos en El Vendrell y Calafell mantiene la incertidumbre entre los vecinos a la espera de lo que harán los diferentes partidos. Oficialmente no hay conclusiones y todo se limita a especulaciones y rumores.

En la capital del Baix Penedès, donde PP y Ciutadans ya dijo que no entrarían en gobiernos multipartidos, la CUP y Sí Se Puede (Podemos) podría tomar la misma decisión y optar por mantenerse en una oposición de control al gobierno.

Desde estos partidos valoran que la fiscalización y críticas que han hecho a los partidos mayoritarios como PSCy CiU incluso estando fuera del Consistorio gana credibilidad manteniéndose al margen demostrando que el objetivo no es la silla.

En la misma línea parece que gana enteros esa opción de ERC, otro de los partidos que han incrementado su representación. Si se cuenta con que PxC es el repudiado prácticamente por todas las formaciones, PSC y CiU van a tener dificultades para encontrar compañeros de viaje si quieren evitar críticas y quizá perder la confianza del electorado que ahora les ha dado apoyo.

De momento hoy está previsto que el alcaldable de la lista más votada, Martí Carnicer (PSC) ofrezca una comparecencia de prensa en la que podría hacer una valoración de los primeros contactos que ha mantenido con las diferentes fuerzas políticas. El resto de partidos ha evitado posicionarse.

La situación no está más fácil en Calafell, donde si bien la sociovergencia suma los suficientes votos para una mayoría estable, al menos dentro de la formación nacionalista hay personas que recelan de un acuerdo con el PSC.

Pero de no hacerse un pacto entre CiU, que ha ganado las elecciones con Joan Olivella al frente, el resto de combinaciones pasa por amasar un abanico de partidos muy dispersos ideológicamente. Y es que podría juntarse a ERCcon Ciutadans o al PP con la CUP. Pero también en Calafell algunos partidos ya han descartado entrar en un mercadeo político. Ciutadans lo ha manifestado públicamente mientras que en el seno de la CUPcrece la posibilidad de realizar una tarea de control de gobierno desde la oposición.

A medida que pasan las horas el encaje de bolillos se va liando cada vez más.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También