Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell y Tarragona, donde más tardan en conceder una licencia de obras

La Selva del Camp, Calafell y Reus, por contra, son los municipios de la provincia con un tiempo de espera más bajo, según revela una encuesta del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya

JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen de un edificio en construcción en la ciudad de Reus. FOTO:A. GONZÁLEZ

Imagen de un edificio en construcción en la ciudad de Reus. FOTO:A. GONZÁLEZ

Si usted reside en El Vendrell y tiene previsto acometer una reforma en su vivienda o construir un edificio tenga paciencia. El tiempo medio de espera de tramitación de una licencia municipal de obras es de casi un año, 11,8 meses para ser más exacto. Este es uno de los datos que arroja una encuesta elaborada por el Col·legi d’Arquitectes de Catalunya (COAC), donde Tarragona aparece como el segundo municipio de la provincia con más retraso para obtener este permiso, con una media de siete meses.

En el extremo opuesto de este ranking, podemos encontrar a nivel provincial los ayuntamientos de La Selva del Camp, con una espera media de tan sólo 1,8 meses por expediente, seguido de Calafell (2,8 meses), Reus (3,1 meses) y Riudoms (3,6 meses).

El objetivo de este estudio -que se ha llevado a cabo a nivel de toda Catalunya- ha sido el de evaluar el servicio de licencias de los ayuntamientos catalanes. Los datos se han obtenido a través de una encuesta en línea realizada entre los días 30 de octubre y 18 de noviembre de 2019. La encuesta pretendía recoger información sobre la duración, satisfacción, dificultad e interacciones en la obtención de licencias de obras mayores en diferentes municipios catalanes durante los últimos tres años.

En el caso de la provincia de Tarragona se recogieron datos de 50 municipios, gracias a la participación de 179 arquitectos que aportaron información sobre poblaciones del Baix Camp, Tarragonès, Baix Penedès, Priorat, Conca de Barberà y Alt Camp, siendo el Baix Camp y el Tarragonès, las comarcas donde respondieron más arquitectos, 79 y 54 respectivamente.

Valoración del proceso

Respecto a la valoración, por parte de los profesionales, del proceso de obtención de la licencia de obras, los municipios con un índice de satisfacción más alto son Reus y Salou. Al final de la lista, a nivel de toda Catalunya, se encuentra Mont-roig del Camp. Cambrils y Tarragona también reciben puntuaciones bajas.

A diferencia con lo que pasa en el conjunto de Catalunya, en la provincia de Tarragona se observa una tendencia de satisfacción mayor con todo el proceso de concesión de la licencia municipal, ya que en el conjunto de municipios analizados la media es superior a cuatro sobre siete. La encuesta también valora el acceso que los arquitectos han podido tener a los técnicos municipales durante todo el trámite de la licencia. En este sentido, este acceso recibe una puntuación media de 3,03 sobre 7. Mont-roig del Camp y Cambrils son las localidades donde se considera que la media de dificultad para acceder a los técnicos del Ayuntamiento es alta. En el otro extremo de la lista se encuentran Salou y Reus, donde el acceso a los técnicos municipales se considera más ágil.

Por último, por lo que respecta a las enmiendas, el 44,4% de los participantes en la encuesta consideran que los ayuntamientos han hecho un número excesivo de enmiendas, mientras que el 55,6% considera que el número es adecuado.

Datos públicos

Desde la demarcación de Tarragona del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya su presidente, Joan Tous Gomà-Camps, se lamenta de que los datos sobre el tiempo que pasa desde que se solicita hasta que se concede una licencia municipal de obras «no sean públicos. Sería deseable que, para poder conocer la eficiencia de este servicio público, se haga un seguimiento cuidados y transparente, de forma que se pueda evaluar la incidencia de las acciones de mejora que necesariamente tienen que plantear de forma urgente algunos municipios. Los ciudadanos y las empresas tienen derecho a conocer estos plazos para poder planificar sin incertidumbres su vida y sus inversiones».

El presidente del Col·legi d’Arquitectes en la provincia de Tarragona añade que «para reducir estos plazos, entendemos que habría que poner más recursos humanos y mejorar los medios técnicos, así como en la optimización de determinados procesos administrativos internos».

A nivel de toda Catalunya, en todos los municipios analizados le tiempo de espera por expediente oscila sobre los 5,6 meses de media. El tiempo de espera más bajo se da en Figueres (Girona), con una media de 2,5 meses por expediente, seguida de Matadepera (Barcelona) y Reus.

Por lo que respecta al tiempo más alto, sin contar a El Vendrell, este corresponde a Sabadell, con una media de 9,3 meses de espera, seguido de Rubí (8,8 meses), y Sitges y Mataró (8 meses).

En cuanto a la satisfacción de los encuestados en el proceso, que va desde la presentación de las licencias en los ayuntamientos hasta su concesión, los municipios con un índice de satisfacción más alto son Matadepera, Figueres y Esplugues de Llobregat. Al final de la lista encontramos Mont-roig del Camp, Mataró y L’Hospitalet de Llobregat.

En general se observa una tendencia de insatisfacción con el proceso, ya que en 28 de los 37 municipios analizados la media es inferior a 4 sobre 7, y la media de toda la muestra no llega al 3,5.

Temas

Comentarios

Lea También