Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El acuerdo para el traspaso del Palau d'Esports no se firmará hasta después de verano

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Tarragona y del Govern se reúnen de nuevo para intentar desbloquear la gestión

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen aérea del Palau d’Esports Catalunya, que está situado en el Anillo Mediterráneo de Campclar y que fue la joya de la corona de los Juegos del año pasado. FOTO: Pere Ferré

Imagen aérea del Palau d’Esports Catalunya, que está situado en el Anillo Mediterráneo de Campclar y que fue la joya de la corona de los Juegos del año pasado. FOTO: Pere Ferré

Generalitat de Catalunya y Ayuntamiento de Tarragona siguen sin llegar a un acuerdo para traspasar la gestión del Palau d’Esports a manos municipales. Pese a que el pasado 27 de mayo Consistorio y Govern enviaron un comunicado de prensa en el que anunciaban un OK «político», a la espera «de unos detalles técnicos por concretar», lo cierto es que los servicios jurídicos de ambas administraciones no encuentran la fórmula para desbloquear la situación en la que se encuentra el equipamiento del Anillo Mediterráneo, cuya construcción comportó una inversión de 17,8 millones de euros por parte de la corporación autonómica.

El Diari ha podido saber que, una semana después de la reunión que mantuvieron el alcalde de Tarragona –Josep Fèlix Ballesteros– y el Secretari General de l’Esport –Gerard Figueras–, el lunes día 3 de junio se llevó a cabo una cumbre al más alto nivel jurídico en la sede del Consell Català de l’Esport, en Esplugues de Llobregat. En ese encuentro tomaron parte, entre otros, el secretario general del Ayuntamiento de Tarragona, Joan Anton Font, así como el máximo responsable del gabinete jurídico de la Generalitat de Catalunya, el vallense Cèsar Puig. 

En la reunión, de marcado carácter técnico y sin políticos, se barajaron las opciones y posibles hojas de ruta a seguir, pero sin llegar a ningún acuerdo. De hecho, ambas partes se han emplazado a una nueva reunión que debe convocarse a principios de la próxima semana, ya que las posturas siguen muy alejadas, incluso dentro de la propia Generalitat, donde los departamentos de Presidència y Patrimoni mantienen visiones muy diferentes. 

De hecho, fuentes del Govern consultadas descartan que el acuerdo para el traspaso de la gestión pueda materializarse este verano, si bien se muestran «optimistas» con la posibilidad de llegar a un acuerdo durante este año. 

Una subvención «en especie»
Generalitat y Ayuntamiento coinciden en la voluntad de que el pabellón debe ser titularidad del Consistorio, pero no en la fórmula a ejecutar. El problema de fondo radica en el hecho de que en el protocolo que se firmó en 2015 para su construcción no se especificó este punto, sino que en el documento se detallaba que el Consistorio «cede el solar para la edificación del Palau», pero sin considerar –por escrito– la posibilidad de que después la titularidad fuera municipal. 

Esta circunstancia ha generado un debate jurídico entre los técnicos de Patrimoni y de Presidència, que –además– son coordinados por partidos políticos distintos (Presidència es de Junts per Catalunya y, Patrimoni, de ERC). Este punto ha provocado que la instalación no haya sido inscrita en el registro de la propiedad. 

«En ese momento se concretó que, mientras que otras administraciones aportarían capital para colaborar con los Juegos, el Govern daría un pabellón», indican fuentes de la Generalitat, las cuales lamentan que «pese a que se daba por hecho que se traspasaría posteriormente, lo cierto es que el redactado final genera dudas entre los técnicos». 

Se trata, según los técnicos, de un caso «peculiar», que dificulta que la situación pueda desencallarse en breve. La voluntad del Ayuntamiento es que el Govern le regale el pabellón como una «subvención en especie», un hecho que es rechazado por Patrimoni del Govern, que apuesta por que el Consistorio tarraconense le dé el solar en el que está construido el Palau para tramitar posteriormente una concesión administrativa gratuita en favor del Ayuntamiento por el plazo máximo que permite la ley, en una posibilidad que no gusta en la Plaça de la Font. El uno por el otro y la casa sin barrer. 

Temas

Comentarios

Lea También