Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El alcalde obligará a Otto Zutz a cerrar a las 3

Alega problemas de orden público
Whatsapp
Fachada del local Otto Zutz. Foto: Lluís Milián

Fachada del local Otto Zutz. Foto: Lluís Milián

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, y la concejal de Comerç, Patricia Anton, se reunieron ayer con representantes de los vecinos del entorno de la Avinguda President Macià para tratar las quejas sobre molestias causadas por el local Otto Zutz y su clientela. «El Ayuntamiento se ha comprometido firmemente a poner solución a las molestias, y por eso el alcalde firmará un decreto que obligará a los propietarios del local a cerrar a las 3 de la madrugada», anunció el consistorio en un comunicado.

De este modo, el consistorio estaría unilateralmente obligando al establecimiento a recortar su horario. Según el texto, el alcalde puede hacerlo acogiéndose a la Ordre 358/2011 del Departament d’Interior de la Generalitat, de regulación de los horarios de actividades recreativas y locales de ocio, «y que permite que la administración local pueda reducir el horario de apertura de los locales por problemas de orden público», argumenta el consistorio en su comunicado.

El decreto entrará en vigor la próxima semana y está justificado, según Patricia Anton, «en informes de la Guàrdia Urbana, que ha tenido que actuar de forma reiterada desde que inició la actividad esta discoteca». Además, en la reunión se alcanzaron otros acuerdos:«Intensificaremos la limpieza de la zona, habrá patrullas mixtas de Guàrdia Urbana y Mossos d’Esquadra, y la Brigada d’Intervenció Ràpida hará más actuaciones en la zona», explica.

Una medida ‘ilegal’

Otto Zutz, en cambio, considera la medida «ilegal». Así de claro lo dice Joaquim Boadas, de la patronal Fecasarm, que ejerce de portavoz del establecimiento:«No hay acreditadas molestias por ruido ni problemas de seguridad que sean responsabilidad del local, que serían los dos únicos supuestos en los que se podría aplicar la orden. Por eso creemos que la medida es ilegal. Es simplemente un gesto de cara a la galería del alcalde. Y lo impugnaremos, y si llega a aplicarse exigiremos responsabilidad patrimonial al Ayuntamiento», anuncia Boadas.

El portavoz del local afirma que «no hay unas medidas acústicas contrastadas que acrediten que hay una molestia directamente responsabilidad del local». «Son molestias que ocasiona gente que se concentra en el exterior y que allí hacen disco móvil que toman bebidas que el local no vende y que se traen de casa, y en vasos de plástico que el local tampoco vende». Por otro lado, en cuanto a los problemas de seguridad y civismo, «el responsable es el maleducado que los lleva a cabo, nunca alguien vinculado directamente al local».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También