Tarragona Movilidad

El alquiler de patinetes eléctricos en Tarragona, en enero de 2020

El primer paso será instalar más parkings para las bicicletas y estos vehículos

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Hace unos meses que los patinetes forman parte del paisaje urbano de la ciudad. FOTO: Pere Ferré

Hace unos meses que los patinetes forman parte del paisaje urbano de la ciudad. FOTO: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona y cuatro empresas interesadas en prestar el servicio de alquiler de patinetes y bicicletas eléctricas en la ciudad se reunieron ayer. La primera conclusión es que el consistorio y las compañías se darán de plazo hasta finales de año para consensuar un reglamento que estipule las condiciones en que deberán operar. Así pues, el servicio estaría disponible en torno a enero de 2020 o antes, si se consigue avanzar más rápido.

Xavi Puig, concejal de movilidad y portavoz del gobierno, explicó que el Ayuntamiento está interesado en impulsar el uso de este tipo de vehículos sostenibles, pero quiere evitar que proliferen sin orden, y «siempre teniendo en cuenta que los peatones son la prioridad». En este sentido, explicó, es muy valiosa la experiencia de las empresas, que ya operan en otras ciudades.

En un principio habría unos 200 vehículos para alquilar y, según como funcione la experiencia, se podría plantear cambiar la ordenanza. Valga recordar que actualmente los patinetes se equiparan a las bicicletas, por lo que deben circular por la calzada y si lo hacen por la acera deben ir a la velocidad de los peatones.

Más parkings de bicicletas

Una de las necesidades que ha quedado clara durante la reunión es que se debería ampliar la red de aparcamientos de bicicletas y patinetes que, por el momento, reconoció Puig, es del todo insuficiente.

En este sentido, anunció que las empresas están dispuestas a instalar más aparcamientos por la ciudad. Dichos aparcamientos no serían exclusivamente para los vehículos de alquiler, sino para todos los ciudadanos.

La instalación de estos puntos será clave, dijo, porque uno de los atractivos de este tipo de movilidad es poder aproximarse lo máximo posible al destino.

Empresas interesadas

En la reunión participaron cuatro empresas que ya trabajan en otras ciudades y que están interesadas en prestar el servicio. Una de ellas es Reby, que ya opera en Zaragoza y Gijón. Su fundadora, Cristina Castillo, explicó que están satisfechos con la disposición del Ayuntamiento a escuchar a las empresas y conocer al detalle las experiencias que han tenido en otros municipios.

Para ella es clave que se apueste por un modelo que implique que los patinetes vayan anclados con un candado a los aparcamientos de bicicletas porque, asegura, así hay menos posibilidades de que los vehículos queden abandonados en cualquier parte o que haya situaciones de vandalismo.

Eso sí, considera que sería importante que la ciudad contara con más carriles bici.

En la misma línea opina David Gómez, de Tucycle, empresa que se ha mostrado interesada en el alquiler no solo de patinetes, sino también de bicicletas. Su empresa actualmente trabaja en Gijón y están en fase de expansión a otras ciudades, pero considera que hay que garantizar que no se use el espacio público «de forma depredadora».

Buny, primera empresa que mostró públicamente su interés por trabajar en Tarragona y que ya tenía los patinetes aquí, también ha apostado desde un principio porque los patinetes se anclen a los aparcabicis.

Temas

Comentarios

Lea También