Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El archivo de Montserrat Abelló ya descansa en la Biblioteca de Catalunya

La cesión del grueso literario a dicha institución era un deseo personal de la escritora tarraconense
Whatsapp
Las autoridades, con el conseller de Cultura, y el hijo de la escritora, Miquel Bofill Abelló, ayer en la Biblioteca de Catalunya. Foto: DT

Las autoridades, con el conseller de Cultura, y el hijo de la escritora, Miquel Bofill Abelló, ayer en la Biblioteca de Catalunya. Foto: DT

La Biblioteca de Catalunya recibió ayer el fondo de la escritora tarraconense Montserrat Abelló en un acto emotivo, con el hijo de la poeta y presidido por el conseller de Cultura, Ferran Mascarell. La cesión del grueso del archivo literario y la biblioteca personal a esta institución era un deseo de Abelló, que durante la primavera del 2014 incluso se preocupó de conocer cómo quedaría depositado su fondo. Ayer fue un día «muy importante» para la Biblioteca y para las letras catalanas, coincidieron todos los presentes.

El fondo ingresado en la Biblioteca de Catalunya está constituido por el archivo literario y la biblioteca de Montserrat Abelló. La biblioteca consta de unos 2.000 libros, 300 de obra propia, ediciones originales de su poesía traducida al inglés, literatura y filología inglesa y libros dedicados por personalidades como Pere Quart, Carme Riera o Roser Bru, entre otros.

Por lo que hace al archivo literario, recoge obra propia derivada de su trabajo como poeta y traductora, documentación relacionada con sus actividades profesionales como profesora, libretas de notas, documentación sobre actas de reuniones a las cuales asistió o instituciones en que participó, correspondencia, premios y galardones recibidos, fotografías y materiales sonoros y audiovisuales, y revistas, carteles y obra gráfica.

El acto de cesión del Fons Montserrat Abelló fue marcado por la satisfacción de todas las partes, y la emoción especial del hijo de la poeta, Miquel Bofill Abelló, que no pudo contener las lágrimas en diversas ocasiones a lo largo de su parlamento. Bofill rememoró rasgos personales y anécdotas de su madre, como por ejemplo la actividad frenética que mantenía en su despacho, todavía hasta sus últimos días. Este extremo hizo que, una vez muerta, los familiares pidieran a la Biblioteca de Catalunya que incluyera como parte del archivo un reportaje fotográfico de aquel espacio de trabajo, «para congelarlo».

El hijo de Abelló, que recordó que su madre empezó a escribir a partir de una experiencia dolorosa, concluyó el parlamento rememorando –emocionado– que la autora «esperaba y encontraba maravillas y verdades en las cosas más pequeñas, y a veces maravillas muy grandes y compartidas con todo su pueblo, como la libertad y la independencia».

Por otro lado, tanto la directora de la Institució de les Lletres Catalanes, Laura Borras, como la directora de la Biblioteca de Catalunya, Eugènia Serra, subrayaron el interés de Montserrat Abelló no sólo al depositar su fondo en esta institución sino de saber cuándo y cómo quedaría instalado.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También