Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El autobús urbano llegará en verano a la estación de Altafulla

Es una de las actuaciones previstas de la EMT para mejorar la conexión entre el centro de la ciudad y Llevant
Whatsapp
Los nuevos microbuses muestran las entidades del Seguici que están de aniversario. Foto: Lluís Milián

Los nuevos microbuses muestran las entidades del Seguici que están de aniversario. Foto: Lluís Milián

Después de centrarse durante dos años en los barrios de Ponent, la Empresa Municipal de Transports (EMT) empieza este 2015 los trabajos para mejorar la conexión entre el centro de la ciudad y las urbanizaciones de Llevant. El autobús urbano llegará a la estación de trenes de Altafulla este verano. Así lo confirmó ayer al Diari el gerente de la EMT, Mario Cortés, que apuntó que la nueva línea también servirá para mejorar el servicio que se ofrece a La Móra.

Los ayuntamientos de Tarragona y Altafulla se reunirán las próximas semanas para detallar el recorrido. «Lo estamos trabajando conjuntamente», manifestó la presidenta de la EMT, Begoña Floria, que recordó que la estación de Altafulla está en el término municipal de Tarragona. Actualmente el bus urbano de Tarragona se detiene en Altafulla en la parada Aiguamolls de Gaià. El recorrido, que va desde Pere Martell hasta Ferran en los dos sentidos, lo hace la línea 9.

En cuanto a la nueva línea que se pondrá en marcha en verano, el presidente de Asociación de Vecinos de La Móra, Francesc García, recordaba la demanda vecinal que ya se ha trasladado en numerosas ocasiones al consistorio. «Queremos que el bus pase por el interior de la urbanización y que llegue hasta la parte de montaña, una zona que actualmente no tiene servicio de transporte público», reclamaba García.

Tres nuevos microbuses

Hacer llegar el autobús urbano a la estación de trenes de Altafulla es una de las actuaciones de mejora que la EMT quiere realizar en relación con el transporte público en Llevant. De momento, en las próximas semanas se pondrán en marcha tres microbuses, vehículos de siete metros de longitud y con 26 plazas que podrán llegar a zonas de difícil acceso donde el bus urbano nunca ha tenido parada.

Dos de estos pequeños autobuses ampliarán la cobertura de las actuales líneas 1E y 13 llegando a las urbanizaciones de Entrepins, Escorpí, Solimar, Cala Romana y la parte alta de Boscos. También enlazarán con el CAP Llevant con la línea 8 que se dirige al Hospital Joan XXIII y que ampliará su frecuencia de paso de los 25 minutos de espera actuales a los 15.

El tercer microbús se utilizará para el recorrido de la línea 21, que realizará el itinerario por el Vial Bryant y el Passeig Torroja, donde la circulación de doble sentido limita la maniobrabilidad de los autobuses grandes. Los detalles de los recorridos se concretarán en las próximas semanas.

La incorporación de estos tres microbuses a la flota de la EMT se ha podido hacer después de retirar cuatro de los autobuses grandes. «Lo hemos podido hacer gracias al ahorro de gasolina», señalaba Floria, que recordaba que en estos últimos años la situación económica de la EMT «ha sido compleja».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También