Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El autor confeso del crimen de Meritxell Vall en Tarragona niega la violación

El fiscal mantiene la prisión permanente revisable para el acusado del crimen

ACN

Whatsapp
El acusado, en la sala de vistas de la Audiencia Provincial de Tarragona.  FOTO: ACN

El acusado, en la sala de vistas de la Audiencia Provincial de Tarragona. FOTO: ACN

La Fiscalía mantiene la solicitud de prisión permanente revisable para el asesino confeso de la muerte de la joven tarraconense Meritxell Vall en octubre de 2015.

El Ministerio Público le acusa de un delito de asesinato y de un delito de agresión sexual en tentativa, sin que se haya podido acreditar una penetración, según sostuvo al final del juicio este jueves en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona. Por todo ello, considera que se debe aplicar «de manera incuestionable» la pena de prisión permanente revisable.

La defensa del acusado pide una pena de cinco años por homicidio, teniendo en cuenta atenuantes. En su último turno de palabra, el asesino confeso, Stanislav R., admitió la culpabilidad de la muerte de la joven, insistió en que la relación sexual fue consentida y envió un mensaje a la familia de la víctima para decirle que lo siente. El juicio quedó visto para sentencia.

El Ministerio Fiscal argumentó durante el final del juicio que el acusado «dice la verdad en algunas cosas» de su relato, pero que, en otras ocasiones «miente» porque hay declaraciones que son «incompatibles» con las pruebas que se han practicado. Con todo, se apunta que, con todos los indicios encontrados, se llega a la misma conclusión que deriva en la autoría de los hechos en el acusado.

Superioridad

En los hechos, la fiscal ve agravantes como la superioridad del hombre contra la joven; el hecho de aprovecharse del aislamiento del campamento donde ocurrieron los hechos, en un camino de la Budellera o el ensañamiento, con más de una treintena de heridas por arma blanca; o la voluntad de evitar que se descubra la comisión de otro delito de agresión sexual –que el procesado niega–.

Por otra parte, no considera ninguna atenuante de responsabilidad por una posible drogadicción o alcoholemia y tampoco considera que deba aplicarse una atenuante por confesión, ya que considera que se hace de manera «parcial», cuando debería ser una «declaración de la verdad total «y aportando algo nuevo», unos hechos que no han pasado durante el juicio, según la Fiscalía.

«La única confesión que hace es para atenuar su responsabilidad para evitar la prisión permanente –negando uno de los criterios (agresión sexual)–, o bajar al máximo los años de prisión», dijo la fiscal.

La fiscal expuso en sus conclusiones que «de manera incuestionable» se encuentran ante la pena de prisión permanente revisable. Argumentó también que el debate público que hay sobre la mesa referente a esta pena se debe obviar: «Nos corresponde aplicar las penas, no hacerlas; si la prisión permanente revisable fue introducida por el legislador, está en nuestro código penal y las circunstancias llevan a la aplicación, debemos dejar de lado el cuestionamiento y aplicarla», dijo.

Esta es la primera vez que la Fiscalía de Tarragona solicita la pena privativa de libertad más elevada que prevé el Código Penal.
El Ministerio Fiscal ha solicitado que el procesado indemnice a los padres de la víctima con 100.000 euros cada uno en concepto de responsabilidad civil.

Por su parte, el abogado de la defensa afirmó que «no hay ninguna prueba directa» para acusar a su defendido de asesinato ni agresión sexual no consentida, más allá de la declaración del acusado de haber cometido los hechos relativos a la muerte de la víctima. Considerando varios atenuantes, como el consumo de alcohol y drogas, y la confesión de los hechos, la defensa solicita cinco años de prisión por homicidio.

Temas

Comentarios

Lea También