El azote de la pandemia: cada vez más tarraconenses viven de las ayudas

Más de la mitad de las personas atendidas por Cruz Roja este último año nunca había necesitado solicitar estos servicios. En el 65% de los casos lo ingresos familiares han descendido de forma notable por la pandemia

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un 87% de las familias atendidas por Cruz Roja en la provincia de Tarragona sufren inseguridad alimentaria. Cedida

Un 87% de las familias atendidas por Cruz Roja en la provincia de Tarragona sufren inseguridad alimentaria. Cedida

El 51% de las personas atendidas y encuestadas por Cruz Roja en la demarcación de Tarragona no había pedido nunca ayuda básica a ninguna entidad antes de la pandemia. 4 de cada 10 personas la han tenido que solicitar por primera vez a raíz de la crisis sanitaria y social provocada por la COVID-19. A pesar de tener el apoyo de las entidades, un 86,71% de los hogares sufre algún grado de inseguridad alimentaria, un porcentaje 20 puntos por encima de la media de Catalunya (situada en un 66,3%).

Estas son algunas de las conclusiones extraídas del 3.º informe del Observatorio de Cruz Roja Cataluña el “Impacto de la COVID-19 en la alimentación del hogar”. El estudio ha sido elaborado a partir de encuestas realizadas los meses de mayo y junio a un total de 1.012 personas (331 en las comarcas de Tarragona y las Terres de l'Ebre) atendidas dentro del Programa de Ayuda Humanitaria de la Cruz Roja, en colaboración con el Departament de Drets Socials de la Generalitat  de Catalunya.

Menos ingresos familiares, mayor dependencia de las ayudas

Según el informe, un 65% de las familias encuestadas afirman que han bajado los ingresos mensuales de uno o más miembros adultos del hogar. Un dato especialmente significativo, puesto que la demarcación de Tarragona es donde se ha producido un mayor descenso (la media catalana se queda en un 50%). De estos, un 26,6% no cuentan con ningún ingreso mensual estable y solo un 21,15% de las familias tienen el salario como principal fuente de ingresos. Por primera vez en mucho tiempo, el ingreso mayoritario de casi la mitad de las personas encuestadas es por prestaciones y no por salario.

Desde el inicio de la pandemia y hasta octubre de 2021, más de 37.400 personas a la demarcación de Tarragona han recibido ayuda básica (alimentos y otros productos de primera necesidad) a través del plan Cruz Roja RESPONDE, en el marco del cual se han distribuido más de 12.600 tarjetas de prepago y 24.600 kits de alimentación.

Más inseguridad alimentaria en los hogares

La pandemia ha provocado un aumento muy significativo de la escasez alimentaria en muchos de los hogares tarraconenses. Según el informe, un 87% de las familias atendidas por Cruz Roja en la provincia de Tarragona sufren inseguridad alimentaria, es decir, carencia de alimentos en el núcleo familiar. De estas, cerca del 13% la sufren en un grado severo (cuando la calidad y cantidad de los alimentos consumidos afecta a niños del núcleo familiar) y un 23% de forma moderada (los adultos limitan la cantidad y calidad de los alimentos que consumen).

Más de la mitad de los encuestados (61%) declaran que la alimentación familiar proviene de donaciones de entidades sociales y de la ayuda de familiares y amigos. En este preocupante contexto, hay que señalar que el 56,7% de las familias encuestadas no tiene beca comedor para ninguno de los niños del hogar, un porcentaje muy por encima de la media en Catalunya (45%).

Temas

Comentarios

Lea También