Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El bebé maltratado de Montblanc sale de la UCI del hospital Joan XXIII

Dylan lleva ingresado en el hospital tarraconense desde el 13 de febrero y este jueves día 21 pasó a la planta de pediatría a la espera del alta y de tener un nuevo hogar

Jordi Cabré

Whatsapp
El bebé ha pasado a la planta de pediatría del hospital Joan XXIII. FOTO: DT

El bebé ha pasado a la planta de pediatría del hospital Joan XXIII. FOTO: DT

El pasado jueves, Dylan hizo un paso de gigante en su recuperación. El bebé que presuntamente recibió malostratos de sus padres el pasado mes de febrero, dos jóvenes vecinos de Montblanc que están en prisión provisional por ello, dejó la cuna que ocupaba en la UCI pediátrica del hospital Joan XXIII para pasar a planta.

Este ‘cambio de aires’ es el paso previo para que la Direcció General d’Infància i Adolescència (DGAIA), departamento que depende de la Generalitat, le encuentre un nuevo ‘hogar’ para poder seguir luchando y creciendo a su vez a la espera de lo que decida el juez.

Dylan entró el miércoles 13 de febrero en Urgencias del Hospital Joan XXIII de Tarragona con una hemorragia interna en la cabeza y dos fracturas, una en el brazo y otra en la pierna. Estas dos lesiones en brazos y piernas se conocieron después de tratar la herida en la cabeza.

La situación crítica del bebé, de poco más de un mes de vida, activó el protocolo sanitario de alerta por un presunto caso de violencia, que el juez así lo consideró al ordenar el ingreso a prisión de los padres 48 horas después del ingreso del pequeño de Montblanc en la UCI pediátrica del hospital tarraconense.

El pequeño, desde entonces, se ha debatido entre la vida y la muerte durante muchos días, hasta el punto de que se sopesó qué hacer si el bebé entraba en un estado vegetativo.

A pesar de la hemorragia en la cabeza, que le provocó pérdida de masa cerebral, Dylan ha seguido luchando minuto a minuto en esta cuna del hospital. Y aunque las secuelas de estos daños físicos aparecerán a medida que crezca, ahora parece que está fuera de peligro. De ahí el traslado de la UCI a la planta de pediatría del hospital.

A partir de ahora, dependerá de su evolución física y de cómo debe gestionar el caso la DGAIA. El pequeño está bajo su tutela provisional hasta que el juicio señale si los progenitores fueron los autores de las lesiones del pequeño, extremo que siempre han negado. Por esta razón, lo lógico es que se busque un centro de acogida que pueda atender al bebé una vez éste reciba el alta y pueda cuidarse hasta la decisión judicial.

Valls

Por otra parte, entre el jueves y ayer viernes, el Juzgado de Instrucción número 1 de Valls, que lleva el caso, recabó información sobre el caso del pequeño Dylan. El juez escuchó a médicos y a personal técnico, pero no salieron a declarar los padres del menor, de 21 y 22 años respectivamente, que siguen en Mas d’Enric. 

Temas

Comentarios